07
abr
13

un hombre que está hecho un lio

verstryngeTodo el mundo a lo largo de su vida puede cambiar su forma de pensar, puede trastocar sus valores por otros, puede incluso renegar de su pasado, pero no puede borrarlo.
A Carrillo le persiguió hasta su muerte Paracuellos del Jarama, a Fraga los sucesos de Vitoria, a Aznar le recordarán siempre la guerra de Iraq, a Zapatero la crisis, a Rajoy los recortes y a Jorge Vestrynge, por más que proteste cada vez que se le recuerda de dónde viene, le seguirá hasta la tumba la imagen engominada del que fue el Secretario General de la derecha más casposa que se recuerde en democracia. Sin embargo, si hay alguien que le discuta al delfín de Fraga su derecho a evolucionar, será un intolerante
En su autobiografía “Memorias de un maldito”, dice de sí mismo que “comenzó su carrera política en el seno del neofascismo francés, evolucionando después hacia el nacionalcomunismo”. Imagino que ser fascista francés da más caché que ser un jodío fascista español, y creo también que todo el mundo tiene derecho a situar geográficamente su ideología, si eso le hace más feliz.
Como intelectual, que lo es, pues tiene una amplia obra publicada, ha ido plasmando su ideas en libros que han acabado siendo referencia obligada en algunos ámbitos internacionales como son la Venezuela de Hugo Chaves o el Irán de Almadineyad con quien simpatiza, ya que Vestrynge se considera anticapitalista y anti yankee, porque está persuadido de que los Estados Unidos jamás han sido una democracia.
Desde ese punto de vista me parece que es un hombre coherente. Actúa políticamente como un representante genuino de la democracia popular, la que cree en la unidad de criterio y la obediencia a la consigna. Desprecia y combate el actual sistema, por corrupto e insolidario, se mimetiza con los movimientos sociales que han ido surgiendo al calor de la protesta y la crisis económica, y conoce bien la técnica de no dejar hablar a los demás cuando debate en las tertulias de las distintas televisiones a las que es invitado. El otro día escuché cómo un periodista que compartía plató con él le dijo: “Me das miedo”.
Estos días aparece en fotografías y videos encabezando escraches y enfrentándose a la policía. Yo pienso que está un poco desubicado porque, desde que le expulsó Fraga de AP y se negó a admitirlo en el PSOE Alfonso Guerra, sigue buscando su sitio y ¡ ojalá que lo encuentre!

About these ads

1 Response to “un hombre que está hecho un lio”


  1. 1 José Antonio Palmeiro Fernández
    abril 7, 2013 en 3:16 pm

    Su sitio está donde está es decir en ningún sitio y en todas partes muchas de ellas, de las que durante años ha renegado decir que EEUU no es una democracia, es lo mismo que decir que Corea del Norte si lo es en fin trasnochados los ha habido, los hay y aquí tenemos una muestra y los habrá….que conste que le he conocido en su alta responsabilidad en Alianza Popular…. es cierto que ya ha llovido y escampado pero no tanto, para que se le lavara el cerebro hasta los extremos que hoy le conocemos…


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.394 seguidores

%d personas les gusta esto: