gramática parda

 

Dicen que hasta el Rey de España se emocionó cuando tuvo en sus manos la  Gramática Panhispánica, presentada hace un par de días en Madrid por las 22 Academias de la Lengua española y que es el resultado de once años de trabajo árduo de gente con seso. De esta obra se dice que es “una gramática total” y ya habrá tiempo de que alguien le saque algún defecto, pero yo, sin haber leido ni una sóla página de ninguno de sus volúmenes, tengo la sensación de que es un trabajo que van a  cuestionar los oradores públicos que destrozan con frecuencia el lenguaje y a veces incluso pretenden inventárselo.

Han sido precisamente los académicos los que, oyendo cómo hablan las distintas sociedades que comparten un idioma que siendo común tiene personalidad propia, han recogido y han elevado a categoría de correción lingüística, lo que era  hasta entonces gramática parda.

El lenguaje del pueblo acaba siendo idioma de todos, pero no siempre. El masculino y el femenino siguen teniendo sus excepciones y parece cierto que no existen miembras, de la misma forma que no existen poetos ni periodistos.

Habrá que esperar unos cuantos años más para ver si tienen suerte las propuestas feministas de Bibiana Aído.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s