el insulto como argumento

José Blanco, en la versión socialista de Chiquito de la Calzada, ha llamado “¡cobarde!” a Mariano Rajoy y  cualquier día de estos  le dirá que es el “pecador de la pradera”.

Yo creo que el número dos del PSOE cuando dijo eso no se había leído el guión  que le preparan algunos  expertos que entienden que la mejor victoria sobre el enemigo es aquella en la que le derrotas sin haber librado ni siquiera la batalla, porque lo suyo es que hubiese utilizado una descalificación mucho más gruesa contra Rajoy.

“El arte de la guerra” de Sun Tsu, ya lo leyó Lenin a principios de siglo y lo aplicó contra sus enemigos internos, y algo parecido vienen haciendo en relación al PP los dirigentes socialistas de la etapa de Zapatero que, aunque no son muy leídos, tienen a quienes lo han hecho por ellos.

De lo que se trata es de utilizar la mentira como instrumento político, la descalificación del contrario, su aislamiento y  la propaganda insidiosa, y así derrotar a quien no sabe reaccionar a tiempo.

Se nota que estamos en plena campaña electoral porque ante la ausencia de argumentos ha llegado el momento de los insultos y las descalificaciones, y esto no es nada nuevo porque enlaza perfectamente con la tradición más señera del PSOE cuando se enfrenta electoralmente a la derecha.

Al PSOE  se le da muy bien hacer la oposición a la oposición, con la permanente cantinela de que el PP es la ultraderecha, que sus dirigentes son lo peor que les puede pasar a España y que los únicos acreditados demócratas son ellos.

Estos son los insultos preferidos por los socialistas porque proyectan un mensaje tan falso como demoledor y eficaz: “la única alternativa, en democracia, al PSOE es el PSOE”, y los ciudadanos se ven en la disyuntiva de votar a un partido de  corruptos y mentirosos, como mal menor, porque después de ellos está el abismo.

Está claro que harán lo que sea preciso para no perder el poder, y a medida que las encuestas son más favorables al PP, más empeño pondrán en derrotarlo antes de las elecciones.

artículo publicado en La Gaceta de los Negocios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s