la eternidad en los cargos

untitledHasta ahora solo Rodrigo Díaz de Vivar ganó una batalla después de muerto, pero desde hace unas horas hay que sumar a la lista de difuntos prodigiosos a Hugo Chaves que ha conseguido que su camionero con bigotes triunfe en las urnas, aunque sea por la mínima, frente al candidato de la oposición Henrique Capriles.
Durante la jornada electoral se han denunciado más de 3.000 irregularidades, el acoso a los simpatizantes del líder opositor ha sido continuado, todas las televisiones del país en manos del chavismo, la propaganda arrolladora a favor del candidato oficialista, la sospecha de pucherazo reconocida por los observadores internacionales, han sido elementos que han convertido estas elecciones en una lucha desigual, pero la victoria ha sido para el heredero de Chaves.
Nicolás Maduro ha ganado y gobernará. El problema es que el actual Presidente de la República querrá imitar a Chaves cuando ni tiene su carisma, ni su autoridad, ni su influencia en el ejercito que le sostenía. Un país en el que mueren asesinadas en las calles 50 personas cada día, hay pobreza a pesar de la riqueza, dedica muchos recursos a sostener a países de su entorno y tiene a la sociedad dividida y al borde de una confrontación civil es muy difícil de gobernar. No bastan el petróleo y la demagogia barata para salir adelante. No es suficiente señalar al enemigo exterior y perseguir al enemigo interior para conseguir la estabilidad. Sin embargo eso es lo que han votado algo más de 50% de los venezolanos y hay que aceptarlo porque así son las reglas de la democracia.
A Henrique Capriles le han bautizado algunos medios internacionales como “•el hombre que sabe esperar”, y dado que sólo tiene cuarenta años, si vive para contarlo, es posible que algún día sea presidente de su país. Todo depende de si Nicolás Maduro sigue reformando la constitución y alarga la posibilidad de nuevas mandatos para que nunca gobierne la oposición.
La afición de los políticos a eternizarse en el poder es casi innata a su condición de personajes que se consideran indispensables. La limitación de mandatos es algo muy sano en democracia, claro que nosotros en España no podemos sacar pecho y presumir de nada, porque aquí hay algunos que se han atornillado al sillón y no se van aunque les echen aceite hirviendo, pero hoy no quería yo escribir sobre mi país, porque quiero tener un día tranquilo.

2 comentarios en “la eternidad en los cargos

  1. Mi padre me decía cuando comenzaba como todo joven, a tontear con las chicas diviértete lo que puedas, se honesto y respetuoso y no olvides nunca, que con la cuchara que escojas vas a comer…..Venezuela está en esa tesitura y mucho me temo que se van a tener que “comer” lo incomible….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s