º enemigos de la democracia

jpmorgan-buildingA veces me encuentro frente a mi propia conciencia y me entran ganas de borrar muchas de las cosas que he escrito, porque con frecuencia he defendido la racionalidad y el sentido común de una sociedad ordenada, capaz de convivir sin violencia y aceptadora de reglas de limitan nuestra tendencia al cabreo, pero cuando me encuentro con comportamientos indecentes de algunas instituciones reivindico el derecho a perseguir a gorrazos y meter en la cácel a los enemigos de la democracia.
La civilización nos ha convertido en gente dialogante, capaz de llegar a pactos e incluso de renunciar a algunos de nuestros logros con tal de avanzar en el camino del bien común. La historia nos ha llevado a la conclusión de que el comunismo es tan repugnante como el fascismo porque ambos han provocado la desigualdad y la muerte de millones de ciudadanos, pero no estamos libres de que algunos quieran llevarnos por el mismo camino
Cuento todo esto porque, bajo la apariencia de esa racionalidad de la que hablo, conviven con nosotros elementos perturbadores de la democracia, las libertades y el sentido de la solidaridad en instituciones que deberían ser sancionadas y condenadas por sus prácticas indecentes, y por la apología que hacen de las dictaduras.
Banco de Inversión estadounidense JP Morgan Chase es una de estas instituciones que está reclamando la derogación de las Constituciones Democráticas burguesas, que se establecieron después de la Segunda Guerra Mundial, en algunos países europeos y el establecimiento en su lugar de Regímenes autoritarios.
Circula un documento de 16 páginas realizado por el grupo Europa Economic Research de JPMorgan y se titula “El ajuste de la Zona Euro, una tarea a medio hacer” en el que afirma que las medidas financieras eran necesarias para garantizar que las principales empresas de Servicios de Inversión, como JP Morgan, pudieran seguir obteniendo enormes beneficios de sus actividades especulativas en Europa.
Los Bárcenas del mundo no creen en los derechos sociales ni en la redistribución de la riqueza para atender a quienes más no necesitan. Quieren que se abola el derecho de manifestación y que no haya más poder político que el económico que les favorece sólo a ellos.
Los autores del informe de JPMorgan sostienen que son necesarias reformas políticas destinadas a acabar con la oposición a las medidas impopulares de austeridad, que son aplicadas en nombre de los Bancos.
En el mundo no mandan los gobiernos sino los mafiosos que controlan la economía, y algo habrá que hacer, porque no hay cárceles suficientemente grandes para encerrarlos a todos.

Anuncios

2 comentarios en Ҽ enemigos de la democracia

  1. Lo que propone JP Morgan (tiene de por si, nombre de filibustero del Caribe) habría que catalogarle en el mismo catalogo que los crímenes de lesa humanidad pues no en vano, atentan contra el bienestar social del mundo entero algo tan execrable y de idéntico castigo al que aplicó con justicia a los lideres del nazismo y por desgracia se escaparon los criminales del comunismo pero como es ya es historia, creo que el mundo civilizado es decir, la sociedad mundial debe de irse preparando para llevar al banquillo del Tribunal de Derechos Humanos de la Haya de los criminales que proponen tales métodos como los que propone JP Morgan.. y que la banca y muchos gobiernos veladamente, ya están utilizando….y España no es una excepción….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s