la patria de los taraos

image Hace unos días Salvador Sostres, al que le he dedicado hace tiempo alguno de mis artículos críticos manifestando mi desacuerdo con el contenido y las formas de algunas de sus columnas, en El Mundo, decidió cerrar su cuenta de twitter con el argumento de que esta red social “es la patria del tardado, el resentido y el enfermo”.
Es exagerado afirmar algo así porque en las redes sociales hay gente inteligente, inquieta, informada y solidaria, pero también hay mucho infiltrado que bajo el disfraz del anonimato de un perfil con identidad falsa, insulta, difama o desea la muerte de alguien, por el simple hecho de que no es de su cuerda ideológica.
Frases como “¡qué pena que no se haya matado! ” o “me quedaría más tranquilo si en la UCI entraran unos antidisturbios y le dieran una paliza”, son dos ejemplos de las numerosas lindezas que le han dedicado a Cristina Cifuentes herida grave en un accidente, esos “tarados, resentidos, enfermos y cobardes” que diría Sostres.
Claro que no solo se han retratado a sí mismos los anónimos insultadores, sino además algunos oponentes politicos de la Delegada del Gobierno tambien han dado la nota, por no olvidarnos de un grupo de trabajadores del Hospital de La Paz, en cuya UCI se encuentra grave, que se han manifestado pidiendo que la Delegada del Gobierno no sea atendida en este hospital y que sea trasladada a una clínica privada.
Con ocasión de estos comportamientos desalmados, han surgido los que sostienen que la libertad de expresión ampara cualquier opinión o deseo malintencionado, y no les falta razón. La patria de los sectarios acoge a cualquiera que disfrute con el sufrimiento ajeno.
Hace por ahora un año, escribí un artículo que me valió nimerosas criticas, insultos y descalificaciones en el que también hablaba bien de Cristina Cifuentes. El artículo llevaba por título “De profesión, sudaos”, y creo que doce meses después sigue vigente.

Anuncios

4 comentarios en “la patria de los taraos

  1. Lo que le ha pasado a la señora Cifuentes no estamos libres nadie,

    De esa gentuza e inhumana, le hubiese ocurrido a algún familiar e hijo, también hubiesen hecho lo mismo.

    No te rías del vecino que te puede venir el tuyo de camino,
    hoy por ti mañana por mí.

    Si todos esos buenos enfermeros y médicos, que no se si los habría en ese grupo, son los que se dicen ser humanitarios, pues vaya una mierda de humanidad que tienen.

    No escupáis para arriba que os puede caer en la boca.

  2. La imagen del grupo de – no merecen llamarse trabajadores de la Sanidad- lanzando sus insultos a Cifuentes, es tan…dolorosa , tan de escándalo público, de incredulidad, que no hay calificativos para denominar esta acción. Luego dicen que son “los indignados” . Pues, no; son ustedes con sus actos, los que indignan a la sociedad española. ¡ A trabajar, pandilla de despojaos por cuenta propia de todo lo bueno relacionado con la condición humana!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s