Urdangarín y el truco del tocomocho

timthumbSé que el tema no es para gastar bromas porque, cada vez que surge una nueva noticia sobre asuntos relacionados con el yerno del Rey, sube el nivel de preocupación en la Zarzuela porque gran parte del deterioro de la imagen de la monarquía tiene que ver con las golfadas del tal Iñaki.
Es cierto que Don Juan Carlos también ha colaborado a que crezca el sentimiento republicano no tanto en las calles como en la conciencia de algunos ciudadanos que no aceptan que, una familia que debería ser ejemplar, ande en coplas un día sí y otro también, por algunos excesos que si nunca deberían haber sido tolerados, en época de necesidad se soportan peor.
A mí lo que me sugiere este comentario de hoy no es “ el tema mollar” del préstamo de un millón doscientos mil euros de Su Majestad al marido de su Alteza. De eso se está encargando Hacienda y el juez Castro y no me meteré yo en su trabajo, que ellos ya cobran por hacerlo. Lo que me inspira es el perfil “tocomochista” del vasco jugador de balonmano, que en una edición de la película Los Tramposos de Pedro Lazaga podría haber sido compañero de reparto de Toni Leblanc.
Siempre he dicho que Urdangarín no es muy inteligente, sino simplemente listillo (una persona inteligente no escribe tantos correos que le comprometan), pero en el arte del tocococho o del timo de la estampita se ha doctorado cum laude.
Resulta que el Rey le presta al matrimonio un millón doscientos mil euros para que paguen parte de la casa de Pedralves, y Urdangarín dice que “eso fue una donación a fondo perdido”, con lo que se ve que el chaval o venía aprendido de casa o se espabiló enseguida.
A mí, si lo tuviera, no me importaría prestarles dinero a mis hijos , pero si uno de mis yernos o nueras me dice que “eso no era un préstamo sino un regalo”, cojo la boina que tengo en el trastero de mi casa y les voy dando gorrazos hasta la orilla del Manzanares. Pienso que el Rey como anda con muletas no puede hacerlo, y por eso imagino que solo va maldiciendo al empalmado por los pasillos del palacio de la Zarzuela.

Anuncios

3 comentarios en “Urdangarín y el truco del tocomocho

  1. Pienso que al Rey le debió de cegar el amor de padre pero en cualquier caso, creo que pecó de incauto o dejo su inteligencia aparcada hasta el punto, de no haber sabido a tiempo que clase de pájaro tenia en la familia… desde luego, está nueva aportación al “guión” de la Tragicomedia en varios actos de Urdangarín, flaco favor le hace a la Casa Real ya de por si bastante tocada….

  2. En otros tiempos un Rey así hubiese sido desterrado a otro país, solo con billete de ida.Pero España es así de ” cañí “es un ladrón cómo otro cualquiera y a saber, los euros que tiene embuchados por lo que pueda venir, encima, se deja pescar por don Iñaki ” tal para cual ” y otro que tal baila el excelentísimo Bár_cenas…..Diego coge la boina y dale con ella, pero se te va a romper de tanto descerebrado que hay, jajajaj lo del Manzanares muy bueno, saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s