¿la crisis de la literatura?

imageHa comenzado en Madrid la Feria Internacional del Libro (LIBER), la feria profesional del libro más importante del mundo editorial en español, según reza la publicidad, aunque tal vez el autor de ese eslogan se haya olvidado, a propósito, de la feria de Guadalajara en Méjico, que tal vez también merezca ese calificativo.
Ayer estuve visitando los stands en el pabellón Satétile del Madrid Arena (donde lo único que no funcionaba era un señor gordo, sudoroso y mal encarado que estaba al frente de la caótica organización en el control de entrada) y realmente mereció la pena porque el mundo editorial español quiere regresar a la pujanza que tuvo en su día, antes de la crisis, cuando el IVA de los libros no alcanzaba el 21 por ciento de ahora y cuando los editores no remoloneaban y dejaban de abonar derechos de autor a los escritores.
La industria editorial sufre la crisis pero la literatura jamás pasará por una situación de depresión, porque la pasión de escribir (que termina siendo un saludable vicio) no es susceptible de ser rehabilitada. Los que cada día, sin darnos descanso, escribimos varias horas, artículos, ensayos o narrativa de ficción, no necesitamos nada más que tener la mente abierta, los oídos atentos, la imaginación dispuesta y la voluntad decidida a poner en negro sobre blanco lo que observamos o intuimos.
No siempre tenemos los escritores la suerte de cara, pero no por eso renunciamos a seguir dándonos el placer de vivir más de una vida a través de la literatura. A veces las editoriales renuncian a descubrir la belleza o incluso el arte que hay detrás de algunos originales que, ni siquiera se toman la molestia de leer. Prefieren apostar sobre seguro, sostener su cuadra de autores, editar por el nombre del que ya tuvo éxito más que por la calidad de sus nuevas entregas, e ignorar las nuevas propuestas que renuncian a valorar.
Es cierto que todo el mundo aspira a plantar un árbol tener un hijo y escribir un libro, y no por eso es un buen jardinero, un buen padre o un buen escritor, pero no es menos verdad que la gente que escribe, si se disciplina, aprende y lo hace bien, acaba siendo, al menos, un facilitador de la felicidad de los que le leen.

Anuncios

3 comentarios en “¿la crisis de la literatura?

  1. No hay duda, que los “tres deseos”, son universales.., pero el oficio y el talento no lo son tanto.. La literatura es como la vida, todos somos vividores, pero no muchos los que la disfrutan de verdad. Escribir, creo que quien más o quien menos lo hace, y es una actividad oxigenante y placentera, pero no nos engañemos Diego, hay por ahí muchos subalternos que han promocionado, y siguen sin aprender. ESCRIBIR, es otra cosa, y de eso tú sabes mucho. Es un talento que se trabaja cada día , digno de la admiración de quienes os leemos.

  2. La cultura es cara la hay más barata pero esa no es cultura y eso es lo que interesa a nuestros aborregados políticos y gobernantes….un pueblo inculto…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s