piotr piskozub

imageHa ocurrido en Sevilla pero podría haber sucedido en cualquier lugar de España porque en este momento se están dando las condiciones para que, casos como el que voy a la relatar puedan llegar a no ser excepcionales. Piotr Piskozub, polaco de 23 años y con sólo 30 kilos de peso, ha muerto de desnutrición en un sofá de un albergue al que había sido remitido por los servicios del hospital Virgen del Rocio, una vez que le dieron el alta, a pesar de ver cómo estaba.
Piotr murió rodeado de personas que le miraban, pero en la mas absoluta soledad. Este polaco, que no es un número sino una persona que había llegado a Sevilla hace dos años para reunirse con su hermano, había emigrado desde Swidnica, una ciudad de 60.000 habitantes. Su historia es la de otros muchos ciudadanos del mundo – no sólo de los africanos que llevan en pateras a Lampelusa o a las costas de Almería – que buscan un lugar donde poder vivir mejor y al final encuentran la muerte.
Es fácil en estos asuntos hacer demagogia pero aún a riesgo de caer en algo que quiero evitar, creo que un mundo con valores como es en el que vivimos las personas que estamos mucho mejor que ellos, no puede aceptar que ocurran estas cosas en sus calles o en sus costas. Una mínima sensibilidad humana, por no hablar de la elemental solidaridad entre los hombres o caridad con quién está más necesitado, debería hacer que actuásemos en cada caso cercano que nos encontremos, para echarles una mano.
Vivimos en una sociedad en la que la mendicidad forma parte del paisaje urbano. Una veces quienes piden son víctimas de mafias que les obligan a simular que cojean para inspirar más lástima , y otras veces son ciudadanos saludables y bien vestidos que no se comprende cómo no hacen algo distinto para obtener esas monedas, pero por lo general los mendigos son personas necesítadas abandonadas de su suerte, incapacitadas para sobrevivir por sí mismos, gente sin techo ni comida que duerme sobre unos cartones en la calle, personas alcoholizadas y desnutridas que necesitan la ayuda de las organizaciones sociales, pero también la nuestra.
Si la crisis a todos nos afecta, a los más necesitados los mata.

Anuncios

2 comentarios en “piotr piskozub

  1. Diego, a todos se nos ha encogido el corazón al conocer la noticia y lo peor es que el joven polaco había salido de un hospital unas horas antes. Me gustaría conocer lo que sobre este asunto piensan el medico que le atendió, las enfermeras y el gerente del centro hospitalario.
    Unos días después un defensor de los derechos humanos ha dicho que en Sevilla los niños se desmayan de hambre, pero no me lo creo, creo que es un problema de desconocimiento de la lengua. Yo me imagino al defensor de los derechos humanos haciendo unas preguntas este verano en Sevilla acompañado de su traductor a una gitana que le queria leer la mano:
    Traductor: ¿ Como está usted sobrellevando la crisis?
    Gitana; Fata picha, sobre to los churumbeles que los tengo smallaitos de jambre
    Traductor; Dice esta señora que sus niños han perdido el conocimiento por la falta de alimentos.
    Y hala a ponerlo en el informe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s