siguen con la capucha puesta

ETA POLIMILI2Hoy hace dos años que ETA anunció el cese definitivo de sus acciones terroristas, pero a día de hoy continúa sin anunciar su disolución, ni la entrega de sus armas y, de vez en vez, la policía francesa o española, detienen a algunos de sus miembros.
Durante estos dos años en Euskadi se ha vivido con una sensación relajada de tranquilidad y esperanza, y también dentro de ese mundo aberzale se ha rebajado la tensión porque a través de Sortu están en las instituciones y ayuntamientos, manejan presupuestos, ya no tienen que extorsionar a nadie y aspiran a hacer política a favor de la independencia del país vasco sin las armas en la mano.
Sin embargo sus amigos clandestinos siguen con la capucha puesta.
El balance de estos dos años socialmente podríamos decir que es positivo. La gente ya no mira debajo de su coche antes de arrancarlo, y muchos de los que llevaban escolta ya no la necesitan. La mayor parte de los presos siguen cumpliendo sus condenas, algunos disfrutan de permisos penitenciarios, y el Estado no ha cedido antes los terroristas ni les ha concedido nada a cambio.
La pregunta que muchos se hacen es si podemos estar tranquilos y yo creo que no, mientras sigan con las capuchas puestas ocultando sus rostros.
Existe un precedente histórico del que deberían aprender. El 30 de septiembre de 1982, diez militantes de ETA político militar, dieron una rueda de prensa a cara descubierta en el frontón Euskal Jai de Biarritz, anunciaron su disolución y su apuesta por la actividad política renunciando a la violencia. Aquel paso que dieron fue muy importante y significativo porque reconocían que la democracia permitía la participación política de todos sin exclusión y que la extorsión y el asesinato no tenían cabida en la España de aquellos días.
Ya me gustaría escribir algún día algo parecido, y entonces estoy convencido de que las víctimas del terrorismo, que hoy siguen quejosas y agraviadas con algunas decisiones penitenciarias o judiciales, entenderían algunas de ellas, siempre que no se les pida que olviden, renuncien a su dignidad y se hace justicia.
Pero mientras que sigan con las capuchas puestas, no son de fiar.

Anuncios

Un comentario en “siguen con la capucha puesta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s