la fiesta del desencanto

BatasA algunos políticos – sobre todo a los más demagogos que se pasan el día haciendo frases que nunca son brillantes y que ellos creen que son ocurrentes – cuando están en la oposición les gusta jugar con las palabras a la espera de poder jugar con nosotros mismos y de paso con nuestro dinero. Resultan cansinos en su obsesión por pintarlo todo de negro y no ofrecer ni una sola idea alternativa porque, como no saben ganar, sólo juegan a que pierda el contrario, y eso lleva a la ciudadanía a pensar que cada día merece menos la pena volver a confiar en quienes votaron en las últimas elecciones
Los estudios demoscópicos señalan que el chorreo de votos que está perdiendo el PP se va a distribuir en estas próximas elecciones europeas entre la abstención, UPyD y alguna otra fuerza emergente, como VOX o Ciudadanos en Cataluña, pero que apenas irán a engrosar las urnas del Psoe. Esos mismos estudios prevén que los votos que también pierden los socialistas irán a la abstención o a Izquierda Unidad, con lo que de esta fiesta del desencanto no van a rascar nada los dos grandes partidos
Sin embargo piensan poner toda la carne en el asador unos y otros y, como hemos entrado en la noria de las elecciones ya que de aquí a dos años se juegan el sillón y la consiguiente mamandurria parlamentarios europeos, alcaldes, cargos autonómicos, diputados y senadores nacionales y miembros del gobierno, nos esperan dos años de mamoneo durante los cuales asistiremos a un recrudecimiento del “ y tú más”, o “ tú cuando gobernabas lo hiciste peor”, pero “mientras tanto vamos a dejar que esto empeore”.
A esto hay que añadir a los salvadores de la hecatombe, que surgen ahora desde la extrema izquierda, que quieren pescar en el río revuelto del descontento social ofreciendo como solución desmontar el Estado, rodear el Congreso, asaltar la Moncloa, proclamar la República y deslegitimar una democracia imperfecta para sustituirla por otra asamblearia, a la espera de cobrarse su propio botín.
¿Hay algo de esperanza? Yo creo que sí, porque se ha demostrado que es más fuerte la inteligencia y la razón, representada por la persistente marea de batas blancas, que la demagogia unida a la violencia, representada por los encapuchados de Gamonal.

Anuncios

3 comentarios en “la fiesta del desencanto

  1. Amigo Diego Armario, he tenido la paciencia de leer tu sabio escrito sobre los de las batas blancas, no te falta razón sobre lo expresado, pero en Santander los hay en las mismas circunstancias y luego trabajan muchos en las clínicas privadas, no hace mucho aquí mismo los empleados del ayuntamiento hicieron unas manifestaciones sobre el trabajo y los sueldos, bien hasta ahí vale, cuando terminaba la huelga yo los he visto coger su coche y ,marchar a sus trabajos particulares, para sacar otro sueldo, los mismo que dicen no ser racistas, y que la riqueza debe ser distribuida por partes iguales. Yo quisiera ver a esos mismo de directores de un banco, o propietarios de una industria.

  2. El liberalismo parte de una hipótesis filosófica, casi religiosa, que postula la existencia de derechos naturales que no se pueden conculcar porque no se deben al Estado ni a la magnanimidad de los gobiernos sino a la condición especial de los seres humanos.
    Un liberal, en cambio, lejos de partir de libros sagrados para reformar a la especie humana y conducirla al paraíso terrenal, se limita a extraer consecuencias de lo que observa en la sociedad, y luego propone instituciones que probablemente contribuyan a alentar la ocurrencia de ciertos comportamientos benéficos para la mayoría.
    El pataleo y la confrontacion,nunca nos llevaran a buen puerto,para mi que un medico,un enfermero o un anestesista,sea funcionario del estado no es lo mas conveniente para nuestra sociedad,pues mas se parece al regimen comunista que a otra cosa,partiendo de la base de que trabajar,trabajar,casi ninguno se gana el salario que percibe.
    He visto Celadores paseando por los pasillos de los hospitales con una carpeta que no se sabe donde llega,o que se salgan a fumarse el cigarrillo y tarden 15 minutos entre que salen,se lo fuman y vuelven a entrar,esto en una empresa privada terminan con sus huesos en la calle y esa serie de privilejios no la quieren perder.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s