Pedro J, el J R.

image
A Pedro Jota Ramirez este momento sólo se le puede hacer un retrato que es la manera de reflejar la mayor parte de los perfiles de una persona poliédrica, porque en las numerosas caras de su personalidad caben la pasión periodística, la independencia, el nepotismo ilustrado, la ambición sin límites, la fuerza para sobreponerse, la memoria vengativa, la prepotencia, la obsesión por descubrir otro Watergate y derribar a algún Nixon español, la ausencia de amigos y la conciencia clara de que en el periodismo español no hay quien le iguale.
Dicho esto a modo de síntesis es posible que hoy descansen quienes más le temían y brinden con champán los que nunca le perdonaron, porque Pedro Jota en El Mundo diario al igual que Jota Erre en su rancho de Dallas, ha ejercido mucho poder durante tanto tiempo olvidándose de que tenía alma, y sólo los desalmados pueden sobrevivir a sus numerosos cadáveres.
Alguien que se sobrepone al episodio de Exuperancia Rapú, sale indemne y fortalecido y persigue sin tregua a quienes querían verle inhabilitado para ejercer su misión de látigo de corruptos e infieles, está hecho de una madera especial y de un temple muy poco común. He citado este hecho sólo para subrayar lo singular de una personalidad fuerte, porque otros habrían sido incapaces de superarlo.
Y ahora me voy a referir a algo que consideró mucho más importante que lo anterior.
El Mundo, y por lo tanto Pedro Jota Ramírez han sido imprescindibles en estos veinticinco años. Las informaciones que han publicado, la denuncias que han hecho contra los abusos de la izquierda o de la derecha, el compromiso que han mantenido con la noticia molestase a quién molestase, han convertido a ese periódico en un referente no igualado por otros más fieles a una u otra ideología.
Otro cantar sería y fueron las campañas o cruzadas casi personales en las que se implicó y su protagonismo en el llamado “sindicato del crimen” contra Felipe González, pero si no nos desmemoriamos no fue el único que trató de derribar gobiernos legítimos y democráticos.
El capítulo de anécdotas daría para un buen y muy extenso libro que podrían escribir algunos de los que llevan años odiándole, y que siguen jodidos porque saben que Pedro Jota no ha muerto y volverá.

Anuncios

4 comentarios en “Pedro J, el J R.

  1. Comparto lo que dices y yo también pienso que Pedrojota sigue vivo, aunque herido… y que voloverá. Las claves de esta destitución espero que nos las cuente pronto en su carta dominical o en algún libro sorpresa si al final opta por ajustar cuentas. Petrojota sabe como nadie administrar sus silencios y utilizar la información dosificándola para conseguir siempre su mayor impacto y eficacia. Por eso espero que pronto sabremos con pelos y señales todos los pormenores y las verdaderas razones de este cese. Por prudencia esperará a que alguien lo cuente… y si quienes de verdad lo saben todo y prefieren callarse o negarlo, yo estoy seguro que Pedrojota ya se encargará de contarnos con todo lujo de detalles “su verdad”. El caso es suficientemente único y singular como para que merezca una explicación… A mi me gustaría saber cuánto han pesado de verdad en este cese las razones economico-empresariales del Grupo… porque a estas alturas de nuestra democracia no quisiera pensar, como muchos se malician, que las verdaderas razones de este descalabro son de índole politica.

  2. Diego: No se puede decir tanto y describirle tan bien en tan poco espacio. Coincido contigo y con tu Paco Ibáñez. No se va a quedar parado y menos callado. Parece que creará un diario digital. Lo que está claro es que El Mundo, ni a lo mejor España, será igual sin las denuncias, y casi siempre obsesiones, de Pedro J.

  3. Que a nadie le quede la menor duda, de que volverá y no será precisamente de vacaciones una retirada a tiempo, casi siempre es el preludio de una victoria sobre los que “le odian” o más bien, “le temen” volverá y no será precisamente con una rosa de la paz en la mano….. “ahí de aquel, que tire la primera piedra” y a Pedro J. en estos días, casi lo han lapidado …….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s