unos goyas previsibles

GoyasAyer me impuse la obligación de ver la ceremonia de los premios Goya del cine español y cumplí con ese sacrificio porque no soy de los que escriben de oídas y tampoco quería recurrir al tópico del que se han hecho acreedores algunos actores españoles.
No faltaron a la cita Pilar Bardem y su hijo Javier – porque sin ellos los Goyas no tendrían sentido y hay quienes dicen que estas ceremonias con un gobierno del PSOE dejan mucho que desear porque los discursos sin repartirle cera a los ministros resultan muy aburridas. En cualquier caso se cumplieron las previsiones y la ceremonia fue un coñazo porque hay quienes se empeñan en no aprender de las grandes galas cinematográficas internacionales que hace tiempo marcaron las pautas de cómo hay que acertar.
En los Ángeles la gente va de negro o de esmoquin – que es una norma de glamour y cortesía que tardaron algunos años en entender nuestros actores que al principio iban a recoger la estatua del cabezón casi en chanclas – los premiados hablan poco y no se les permite extenderse en discursos largos y tediosos; allí hablan de cine y las críticas políticas las hacen en la calle o en los medios de comunicación; y hacen un cine que sí se ve dentro y fuera de los Estados Unidos, porque sobreviven gracias a la calidad y no a la subvención.
Por lo que respecta al fondo de la cuestión, yo sí estoy de acuerdo en que hay que reducir el IVA cultural e independientemente de la calidad de los trabajos premiados que seguramente todos son merecidos, me quedo con una frase del discurso del Presidente de la Academia , Enrique González Macho, que al constatar la crisis que padece nuestro cine y proclamar que hoy en día hacer una película es un acto heroico, reconoció que en nuestra sociedad los demás sectores industriales también padecen la crisis.
Hubo momentos emocionantes, otros divertidos y algunos soporíferos. Yo felicito a los premiados y deseo que el cine supere la crisis, tenga un gran éxito de taquilla y dé trabajo a mucha gente, tal vez así en la próxima ceremonia de los Goyas del próximo año, cambie el guión-

Anuncios

2 comentarios en “unos goyas previsibles

  1. A mi los Goya me parece todo un montaje, que no siempre lo lleva quien lo merece, repecto a los Bardem, es que no los puedo ni ver, como le llamaba el escritor ( ahora no recuerdo su nombre ) la susodicha era la pasionaria de valllecas, lo digo cómo algo anecdótico, respecto a las ayudas que vendan parte de sus mansiones y lo pagauen ellos mismos, sea dicho de paso, yo no voy al cine, dónde esté un buen libro que se quite la mejor de las películas, de la ceremonia no puedo hablar ya que noo la he visto, pero en lo de la vestimenta tienes razón, daba vergúenza agena de ver cómo iban vestidos los nuestros , en fin parece que hablo cómo si me debiesen algo, y no es a´si ( ojalá ) me iba por esos mundos a contemplar paisajes que son al aire libre y no pagas por verlos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s