marchas por la dignidad

image Hay quienes creen que Madrid es lo que pasa entre Cibeles y la Puerta del Sol, porque es el tramo que hay entre la sede de la Comunidad y el Ayuntamiento , otros piensan que lo importante sucede entre Neptuno y la fuente de la Diosa que viaja en un carro tirado por leones, que es el trayecto entre las victorias del Real Madrid y del Atlético pero los que vienen de fuera han decidido que lo que pasa en la capital de España debe suceder entre el Paseo de la Castellana y la calle Génova. Por eso Madrid es el espejo de lo mejor y lo peor de España, porque por aquí pasa y se pasea la gente decente, las mareas de todos los colores, las marchas por la dignidad y los hijosdeputa de toda edad, cultura, ideología y condición.
Me apresuro a decir que los manifestantes que llegaron ayer a la capital están entre lo mejor de este país porque es gente sufrida y digna que reclama un puesto de trabajo, menos recortes y un futuro esperanzador para sus hijos. A esas gentes que vinieron de todos los puntos de España y recorrieron cientos de kilómetros para hacerse notar les asiste la razón y el derecho porque han soportado muchas dificultades y son la parte más débil y dolorida de esta crisis.
Pero ayer habia entre ellos algunos profesionales ociosos, gordos, abanderados,y subvencionados , que en vez de a pié viajaron en autobús o en coche particular o en avión desde La Habana y se sumaron al paseo final sin necesidad de haber soportado ampollas en los pies, cansancio, y más de una penuria de viento, lluvia, calor o frío .
Estos cantamañanas de gorra roja , pañuelo al cuello, dientes sucios y eructo ideológico fueron los mensajeros del despropósito porque con lo que dijeron empañaron la dignidad de los manifestantes que lógicamente pedían la dimisión del gobierno al que hacían responsable de la situación por la que están pasando, porque dijeron que el poder se consigue en las urnas o en la calle y ellos lo iban a conseguir en la calle, subrayaron que el gobierno actual había ganado fraudulentamente las elecciones, dijeron que la derecha ha generado seis millones de parados, y concluyeron con una proclama leída por el patético Willy Toledo en la que valía todo aunque fuese mentira.
El fin de fiesta lo protagonizaron los chavales de la capucha de la sudadera puesta sobre la cabeza que apedrearon a la policía y rompieron algunas cosas.
Menos mal que la dignidad de los manifestantes que habían recorrido las carreteras de España quedó a salvo y sus reivindicaciones muy claras. Ellos no tienen la culpa de nada y mucho menos de que se les junten durante un rato los que quieren utilizarlos aunque a partir de hoy sigan a su bola porque a ellos no les falta de nada.

Anuncios

Un comentario en “marchas por la dignidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s