segundos fuera

image
Ha muerto después de once años de silencio, los años que le ha mantenido ausente su enfermedad, aunque en justicia hay que reconocerle que supo callarse demasiados agravios de los suyos y los otros. Hoy todos hablan de quién fue y qué hizo Adolfo Suárez, un Presidente que forma parte indisoluble del período más importante de la reciente historia de España, que sólo los ignorantes o los sectarios niegan.
Llevan días hablando de Suárez todos los medios de comunicación y yo llevo ese mismo tiempo recordando aquellos años en que le conocí. Glosar lo que hizo por la democracia, la reconciliación de los españoles y la aprobación de leyes que hicieran realidad aquello de que había que “elevar a la categoría política de normal, lo que a nivel de calle es plenamente normal” , sería decir una obviedad, por eso hoy quiero traer mis recuerdos personales de los años en los que tuve el privilegio de conocerlo y trabajar como periodista cerca de él, porque por aquellas fechas los presidentes de gobierno no se escondían ni se rodeaban de una muralla de policías y asesores, como sucede hoy .
Fue un hombre valiente, sin complejos y con sentido histórico de lo que le había tocado hacer, que tuvo entre los suyos y entre los de enfrente a demasiados políticos que se consideraban mejor que él aunque jamás lo demostraron. Alfonso Guerra que el 23 F mordió el polvo de la moqueta del suelo, dijo que algún día se subiría al caballo del general Pavia y entraría en el Congreso para dar un golpe de Estado contra la democracia y, mira por dónde, Adolfo Suárez fue uno de los únicos tres que tuvo los santos cojones de no tirarse al suelo cuando entró Tejero.
Le seguí de cerca durante la campaña de las primeras elecciones democráticas después de la dictadura, durante sus primeros viajes al exterior a Estados Unidos , países de Latinoamérica, África y Europa donde su esfuerzo consistía en conseguir que nos creyeran y respetaran como país. También me tocó estar en esos momentos en los que consiguió poner de acuerdo a gente que luego jamás ha querido saber nada con nadie. A veces, como tantos otros colegas de profesión, tuve la oportunidad de intercambiar cigarrillos con él, bromas, risas, anécdotas, y de escucharle reflexiones que nos sonaban a certeras porque todos estábamos aprendiendo al mismo tiempo a ser ciudadanos de un país libre.
Adolfo Suárez jamás dejó sé ser un hombre cercano, amable, tolerante, respetuoso con el que no pensaba igual que ėl, en definitiva fue un demócrata de verdad a cuya talla será difícil que se acerquen otros políticos de aquellos tiempos y de hoy.
Él no lo tuvo fácil y ahora que casi todos quieren reparar la injusta manera como fue tratado, sólo se me ocurre decir ” Segundos fuera” , porque en el ring de la política de aquellos años estuvo demasiado sólo.

Anuncios

3 comentarios en “segundos fuera

  1. Nunca mejor dicho, las ratas que “purulaban” a su alrededor (D. Adolfo Suarez) aun sin peligro de que “el barco de la incipiente democracia” que él creó, pilotó, nos dejó que bien pilotaría, si le hubieran dejado seguir se fuera a pique, lo abandonaron a él y al barco pero como siempre, la historia termina por poner a cada uno en su sitio y a cada cosa en su lugar él sin duda, ocupará el lugar que bien se ha ganado y le corresponde, en EL OLIMPO de los grandes hombres del mundo y de la historia no solo española, sino Universal….descansa en paz nunca te olvidaremos incluso, muchos de los que no te votamos…..cuando más lo necesitabas….y seguramente te necesitábamos ……….

  2. Hemos perdido al mejor Presidénte que ha tenido España, yo si le voté y tengo un libro de su vida que de aquella compré, solo me corrohe el alma hab´er visto allí , en su último adios al que destrozó todo lo que él hizo, el insigne zapatero, que mandó retirar los crucifijos y destrozó todo lo que DON ADOLFO SUÁREZ había conseguido, te has ido con el dolor de todo una nación, los últimos 11 años en el laberínto del alzheimer, pero nadie hablaba de ti, y ahora que te has ido , algunos ( que no voy a mencionar ) han tenido la osadía de decirte adios cuándo no te dijeron ni hola, D E P caballero de la democracia y de la política, la historia hablará de tí por que lo mereces, tengo los párpados inflamados de tanto que lloré, ya se que mis pobres palabras no llegarán a su familia , pero desde el blog de Diego Armario, mis condolencias a tus hijos y familiares.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s