¿ galgos o podencos?

image

Andan por ahí algunos discutiendo si los encapuchados que últimamente actúan con una violencia inusitada en las manifestaciones son galgos o podencos, e incluso circula la especie conspiranoica sobre sí en el fondo son grupos de ultraderecha disfrazados con la siniestra estética de la ultraizquierda con el fin de conseguir que se cree un ambiente en contra de los honestos grupos de ciudadanos que protestan, y así favorecer al gobierno de la derechona .
Puestos a construir tesis a su medida, algunos personajes, que aunque sólo fuese por su edad y por lo que representan deberían abstenerse de hacer el ridículo intelectual, se apuntan a considerar que no existe revolución sin violencia y por lo tanto no sólo hay que comprender sino también aplaudir o al menos justificar a los que guerrean en la calle para derribar a un gobierno primero y a un sistema después , y sustituirlo por un orden superior basado en los principios de la supremacía moral de la izquierda que sí podrá ejercer la violencia institucional cuando llegue al poder. Evidentemente esa izquierda no es el PSOE al que consideran un partido traidor.
Embebidos de un sarampión ácrata que les ha llegado tarde porque cuando llevaban corbata y cobraban un sueldo eran unos colaboracionistas silenciosos o entusiastas del sistema que ahora denigran , esos revolucionarios prostáticos, manejan el vocabulario del desprecio y el insulto como argumento de convicción al tiempo que se trabajan peligrosa una úlcera de estómago porque la bilis nunca fue buena . No sé si alguna vez, cuando eran jóvenes, fueron violentos o simplemente no se atrevieron a arriesgarse y ahora jalean a los chicos de la bencina, los adoquines, las barras de hierros y los objetos punzantes porque necesitan que alguien haga daño por ellos, pero me malicio que lo que les ocurre es que hasta que aparecieron las redes sociales eran los típicos que blasfemaban en la barra del bar cuando se había ido el cura del pueblo.
La cuestión de fondo sigue siendo si los que agreden y corean “hay que matar a los policías” son galgos o son podencos, cuando la respuesta es muy sencilla: son el instrumento necesario para acallar la cobardía de quienes jamás fueron capaces de delinquir así, no por ética sino por miedo.
Ayer en el videoblog “Embloga2”, que aparece en lasteles.com, frente a la tesis de Juanjo, con el que coincidía en algún aspecto parcial, defendía que la gente joven tiene derecho a equivocarse, con lo que sugería, sensu contrario, que los que ya somos mayores deberiamos saber distinguir el trigo de la paja, el bien del mal y los galgos de los podencos. He evitado a propósito citar en este análisis a ningún nombre propio, porque dos de los que se me ocurren corresponden a sendas personas a las que siempre respeté, porque hubo un tiempo en el que, fieles a su planteamiento ideológico, pedían la revolución pero no jaleaban ni justificaban la violencia e incluso la condenaban, cosa que hoy no hacen.
Los de la capucha son zopencos y aunque merecen otro calificativo no lo voy a escribir porque eso sería sustituir la razón por el insulto y no quiero acabar pareciéndome a quienes crítico.

http://www.lasteles.com/es/cultura_y_arte/EMBLOGA2/video/¿Brutalidad-policial%3F/39541

Anuncios

Un comentario en “¿ galgos o podencos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s