el dueño de la palabra

image Ha muerto Gabriel Garcia Márquez, un hombre singular en su inteligencia, su memoria, su capacidad de observación y su facilidad para hacernos amar nuestro propio idioma. Es cierto que los escritores nunca se mueren y por eso “Gabo” , que quiso vivir por siempre y consideraba que la muerte era una trampa y una traición, no nos deja, porque tenemos para disfrutarlas mientras vivamos sus novelas La Hojarasca, El amor en los tiempos del cólera, Cien años de Soledad, El Coronel no tiene que le escriba, Memoria de mis putas tristes y sus cuentos y memorias.
Hace treinta y dos años, Felipe González nos invitó a una copa en el Palacio de la Moncloa a los periodistas que habíamos cubierto la campaña electoral que concluyó con la victoria del PSOE que le llevó a la Presidencia de gobierno. Aquella tarde tuve el privilegio de conocer a García Márquez, estreché fuertemente su mano y sentí que en aquel momento saludaba a un dios terrenal, dueño de la palabra escrita y dominador de una realidad mágica que trasladaba a sus novelas en las que el alma humana, el amor, el deseo, la angustia , el miedo, la lealtad y también la venganza se encarnaban en sus protagonistas.
Antes de ayer recordaba yo, en uno de mis artículos de este blog, que Garcia Márquez al conocer que tenía un linfoma decidió suspender todos sus compromisos y actividades, desconectó su teléfono y se dedicó a escribir todos los días porque quería tener tiempo de acabar sus tres tomos de memorias y dos libros de cuentos que tenía a medias. Quería hacer felices a lectores inexistentes y por eso jamás abandonó su compromiso con la literatura ni tampoco con el periodismo, y mantuvo hasta el final un compromiso político con su idea de cómo debía ser una sociedad justa y solidaria.
Contar algo sobre su vida o sus libros resulta pretencioso porque, después de Cervantes no ha habido otro escritor en lengua española más valorado.
Algunos humildemente trabajamos con la intención de aprender algo de él, leyendo y releyendo sus novelas y haciendo lo posible por imitar al menos su amor por este maravilloso oficio.

Anuncios

5 comentarios en “el dueño de la palabra

  1. Separando como no podía ser de otra manera su gran condición de escritor y premio Nobel, de otras veleidades, como todos los dioses terrenales también tenia su “talón de Aquiles político” pues no me cuadra, el que mantuvo hasta el final un compromiso político con su idea de cómo debía ser una sociedad justa y solidaria simplemente, porque “adorar” a Fidel Castro, con todo respeto, no creo que sea precisamente una buena idea de como debía ser una sociedad justa y solidaria…..

  2. Totalmente de acuerdo, Diego. Es unos de los retratos de este, ya mítico e histórico maestro de las letras, más breve y acertado que he leído. “Dueño de la palabra escrita y dominador de una realidad mágica que trasladaba a sus novelas en las que el alma humana, el amor, el deseo, la angustia , el miedo, la lealtad y también la venganza se encarnaban en sus protagonistas”. Muy ajustado al perfil de García Márquez. En dos ocasiones, le entrevisté y no fue fácil acceder a él ( es lo que tiene el no ser famosa).Pero, en una de las llamadas que realicé, tuve la suerte de que cogiera el teléfono, cosa muy rara teniendo en cuenta los muchos “filtros” que lo impedían. Y quedamos, sin prisas, me comentó, al ser consciente de mi sorpresa ante la confirmación. Durante la previa, volvió a sorprenderme cuando, interrumpiéndome, con una mirada profunda, me dijo: usted es Piscis, ¿no?. Yo también. Esta condición compartida hizo que nuestra conversación se prolongara, ante la impaciencia del técnico de sonido que me acompañaba. Esa y la segunda vez, que tuve oportunidad de entrevistarle, fue, para mí, una muy grata experiencia a nivel humano y profesional. Mi impresión de García Márquez, es la de un hombre que amaba, experimentaba la vida intensamente y con una sensibilidad humana, extraordinaria. Y esto, está presente en toda su trayectoria como persona y autor. Diego, me ha encantado lo que has escrito sobre él.

  3. Plenamente de acuerdo. Opino que ha sido el mejor escritor en lengua española, al menos en todo el siglo XX. Tampoco desdeño el que después de Cervantes haya habido otro con un domino del lenguaje tan preciso y precioso. Yo también releo su obra con asiduidad.

  4. La verdad es que es una gran pérdida para la literatura, ese tesón aun estando enfermo con ánimo de terminar sus obras demuestra cómo amaba la escritura,( no lo sabía, gracias Diego ) buena prueba de ello nos ha dejado con sus libros llenos de sentimiéntos imposibles de imitar, El Coronel no tiene quien le escriba a pesar de no ser muy extenso me gustó mucho, y Cien años de soledad una obra de arte, se ha llevado con él el respeto de todos los que lo admiramos, la noticia me ha dejado impactada, siempre piensas que los genios nunca mueren, D E P tan noble caballero de las letras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s