amagar y no dar

bosch-500El Partido Socialista de Cataluña comenzó su viaje hacia su desaparición como fuerza política con capacidad de influir en la sociedad catalana el día que cambió cromos con dos formaciones políticas de izquierda con la condición de que permitiesen que el candidato José Montilla presidiese la Generalitat. El resultado era previsible, porque en ese matrimonio de conveniencia se quedaba sin discurso, asumía el de sus socios, desorientaba a su propio electorado y dejaba la puerta abierta para que se fuesen con quienes representaban mejor el proyecto soberanista que eran Esquerra Republicana y el antiguo PSUC (comunistas catalanes).
Desde entonces, elección tras elección, han ido perdiendo apoyos electorales a chorros y continúan cavando con entusiasmo su propia tumba política, y de paso deterioran la imagen del PSOE en el resto de España, al que también le han hecho perder miles de votos.
Situado en su contexto el origen del problema, para los socialistas cada día tiene su afán y no hay semana que sus dirigentes, tanto en Cataluña como en Madrid, no se lleven un disgusto a causa del monotema del soberanismo que les trae a maltraer y provoca debilidad y divisiones en el seno del partido.
Lo más reciente ha sido la dimisión de nueve dirigentes de Gerona, entre los que está Joaquim Nadal que fue Consejero en el tripartito. Los dimisionarios, por boca de su portavoz en Gerona Pía Bosch,han definido a la dirección provincial del PSC como una cúpula “no legítima ni eficaz” y sin voluntad de incidir en todo el ámbito catalán, y se han quedado en su paz, aunque a ninguno de ellos se les ha ocurrido entregar el carné del partido, como tampoco entregaron sus escaños en el Parlamento catalán los que desobedecieron la decisión mayoritaria del PSC al votar a favor de la consulta.
La coherencia de estos políticos consiste en hacer lo que les da la gana, deteriorar a su formación política desde dentro, trabajar para los intereses que representan otros partidos y abandonar a una parte de su tradicional electorado que no es nacionalista ni independentista.
Mientras tanto Pere Navarro y Rubalcaba, tragan carros y carretas, ponen cara de póker, advierten con la boca pequeña que esas conductas tendrán consecuencias y al final no hacen nada. A eso se le llama “amagar y no dar”, y como los díscolos del PSC lo saben, siguen a lo suyo.

Anuncios

5 comentarios en “amagar y no dar

  1. Poniendo un ejemplo claro si amagas con tirar una piedra contra tu oponente y no lo haces lo más probable, es que tu oponente si te la lance……

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s