los últimos cartuchos

imageSusana Díaz renuncia a competir por la Secretaría General del PSOE, y ahora la competición estará entre Eduardo Madina y Pedro Sánchez y veremos qué nos cuentan sobre sus intenciones.
Lo que está sucediendo en la izquierda política y sociológica española me recuerda, salvando las distancias, a lo que acontecía en el país vasco cuando algunos, en la barra de un bar, lamentaban la peligrosa deriva que estaba fracturando en dos a los euskaldunes, pero hacían un alto en sus conversaciones para pedirse más vino y otra ración de cocochas, como si el asunto no fuese con ellos.
Viendo cómo reaccionan unos y otros da la sensación de que es a la derecha a la que le preocupa la irrupción de partidos de ultraizquierda como Podemos en el panorama político, y es cierto que le intranquiliza por su capacidad desestabilizadora de un sistema que, con sus graves imperfecciones, funciona en lo esencial, pero cualquier analista o experto en demoscopia o sociología podría confirmar que los más perjudicados están siendo y van a ser los partidos como el PSOE e Izquierda Unidad.
La rapidez con la que se elaboran sondeos que prevén un ascenso espectacular en escaños del partido que lidera Pablo Iglesias a costa de las expectativas de la izquierda histórica de este país, no creo que refleje una realidad porque estamos a dos años vistas de las elecciones generales, pero algunos deberían hacérselo ver para rectificar los errores que están cometiendo.
Mucha gente que votó a Podemos le prestó ese voto como protesta por la corrupción y el inmovilismo de unas fuerzas políticas frente al ansia de renovación que reclamaba la sociedad, y aunque la mayoría de esos votantes son de izquierda entre ellos también hay bastante gente de centro y de derecha que estaban hartos y querían castigar al Psoe yal PP.
La atomización del voto de izquierda es un asunto que algunos deben considerar, sobre todo los socialistas que deben dejar de competir con quienes son más radicales y creíbles que ellos en sus propuestas. El PSOE para volver a ser un partido de gobierno debe recuperar el voto de centro izquierda porque más allá están los que proponen la revolución y el regreso a la dictadura del proletariado. Los socialistas deben quitarle votos al PP porque ese es su escenario político y sociológico y porque el caladero mayoritario de votos está en el centro.
Dicho esto me da la sensación de que los nuevos futuros dirigentes del PSOE van a pedirse otra de cocochas mientras compiten con quienes les van a ganar en cualquier caso si siguen por esa deriva, porque hay un terreno pantanoso en el que no saben sobrevivir.

Anuncios

Un comentario en “los últimos cartuchos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s