El valor de la palabras y los votos

image He esperado a que concluyese el debate parlamentario en el Congreso de los Diputados sobre el proyecto de ley Orgánica sobre la abdicación del Rey y la sucesión en la jefatura del Estado en la persona del Principe Felipe para escribir estas reflexiones de urgencia.
Antes de nada quiero decir que ha sido un interesante espectáculo de la palabra en el que todos y cada uno de los portavoces de los grupos parlamentarios han ejercido su derecho a defender sus posturas políticas , a criticar según su criterio la actual forma de gobierno y a pedir un cambio de sistema con los más variados argumentos.
Desde Izquierda Unida, pasando por Amaiur, el Bloque Nacionalista Gallego,Nafarroa Bai, Ezquerra. Republicana de Cataluña y otros que en este momento no me vienen a la memoria han descalificado al Rey Juan Carlos y lo que representa para pedir un referéndum sobre la República.
Algunos lo han hecho con palabras gruesas y en ocasiones insultantes, pero en el espacio parlamentario cabe toda palabra por muy dura y descalificatoria que resulte. Por eso creo que la sesión de esta mañana ha sido un espectáculo histórico de democracia y pluralidad.
Los argumentos pueden ser válidos y todos respetables y en consecuencia deben ser escuchados y debatidos como ha sucedido esta mañana.
A partir de ahí conviene subrayar otros aspectos también muy importantes y que nos obligan a todos. En el debate de hoy se aprueba lo previsto del artículo 57. 5 de nuestra Constitución , y aprobarlo significa cumplir con la ley y aceptar que las mayorías parlamentarias son el resultado de votaciones democráticas.
Para mi el debate ha sido éste y no invalida otros que podrán hacerse en cualquier otro momento. O Monarquía o República pero ambas democráticas y la opción que hoy tenemos es democrática por mucho que algunos que no creen en ella , como el portavoz de Amaiur, la cuestionen tergiversando una historia que ellos durante años mancharon de sangre.

Anuncios

5 comentarios en “El valor de la palabras y los votos

  1. Querido amigo: releo con verdadero deleite, más bien escruto, el C4 del L1 de L?Ancien Refgime et la Révolution; Tocqueville siempre y me evoca nuestra realidad.

    La realidad, se mire como se mire o desde el punto de vista que se adopte, es la que es.
    El 56.3 cubre a un rey en ejercicio, no a uno dimitido que, desde ese mismo momento, no deja de ser uno +, o debiera serlo si rige ese famoso principio de igualdad ante la ley, que ya sé que no, pero bueno.

    Imagine, por poner solo un ejemplo que nada tiene que ver con ninguna realidad de aquí y de ahora, que alguien interpusiera al D. JC una demanda de paternidad…

    Yo creo que se ha votado una ley requeté: el requete56.3.
    Diego, estamos en el mejor camino par no llegar a ningún sitio.
    F Caro

  2. Hoy se votaba lo que se votaba,y no hay que buscarle tres pies al gato,la formula o el posible referendun monarquia o republica se puede hacer en otro contexto,no en el que nos ocupa,por lo tanto huelga decir las tonterias de rigor,los destripaterrones al campo a arar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s