y vuelta a empezar

image

Me duele el PSOE .

Jamás he militado en ése ni en ningún otro partido político pero tengo el suficiente sentido común como para saber que este país necesita una izquierda fiable,creíble, responsable, con un discurso firme y único en toda España, y un liderazgo reconocido, y no esa cosa en la que se está convirtiendo el Partido que tiene su sede en la calle Ferraz de Madrid.

Desde que Rodríguez Zapatero puso las bases para dinamitar su propia organización al tiempo que desestabilizaba algunos cimientos del Estado, el PSOE no ha levantado cabeza ni tampoco ha hecho nada por corregir los errores cometidos y mucho me temo que en este proceso de primarias en el que están embarcados, como se vuelvan a equivocar, pueden cavar una sima más profunda que les lleve, como ha lamentado Felipe González a su desaparición como formación política o a terminar siendo una fuerza marginal, como ya está sucediendo en Cataluña.

En un momento en el que la ciudadanía quiere saber quién les puede sacar de la crisis económica, hacer una política de sostenibilidad de las pensiones, garantizar la financiación de la sanidad y la educación, crear un empleo de calidad, ayudar a que las empresas y los autónomos creen riqueza y que nuestras futuras generaciones salgan más y mejor formadas, las únicas propuestas que se les oye a los voceros socialistas tienen que ver con el modelo territorial, la necesidad de hacer una España Federal, con la conveniencia de apoyar el derecho a decidir en Cataluña, la eliminación del Concordato con la Iglesia, la importancia de proclamar la III República y la urgencia de desalojar a la derecha del gobierno , con la que jamás se deberá pactar ningún asunto.

Este discurso está presente en las propuestas de al menos dos de los tres candidatos a gobernar el partido socialista, y ahora le corresponderá a sus militantes decidir quién se encarga de sacarlos del agujero, y sólo pueden hacer dos cosas: acertar o volverse a equivocar.

No se conoce en la historia política española un caso igual, ni siquiera la UCD que desapareció del mapa político español como un azucarillo en leche hirviendo por la deslealtad de unos, la ambición de otros y la debilidad de un proyecto que se había construido en torno a la figura de Adolfo Suárez y que dejó de tener fuerza cuando quienes pretendieron sucederle le abandonaron.

Aquel partido de centro no tenía historia ni tradición pero su valor estaba en que respondía a una base social progresista y al mismo tiempo moderada que al quedarse huérfana prestó su apoyo a un partido socialista que había renunciado al marxismo, había ocupado espacios de centro izquierda y ofrecía aspectos programáticos que inspiraban confianza a los ciudadanos.

El PSOE de hoy si quiere robarle votos a Izquierda Unida o a Podemos es que está de diván de psiquiatra.

Ojalá acierten.

Anuncios

Un comentario en “y vuelta a empezar

  1. Diego, aunque tu comentario de hoy es bastante extenso, voy a centrarme en un par de frases que me parece lo más importante de tu artículo.
    Cuando al principio indicas que hace falta una izquierda moderada, progresista y con el mismo mensaje en toda España, nos paramos a pensar que desde hace bastante tiempo el Partido Socialista no es lo que debería ser: entre corrupciones varias, pérdida de poder y luchas entre las diferentes familias del partido, se ha perdido los principios razonables razonables que en su momento tenía el partido. El problema que yo veo a todo esto es que la alternativa a la izquierda del partido psoe (a su izqda) es altamente peligroso para España: el partido de Rosa Díez no tiene mucha fuerza, la izquierda radical y comunista me da miedo y el futuro del Partido Socialista no es muy halagüeño.
    como tú mismo indicas, es sintomático qué dos de los tres candidatos del Partido Socialista a ser ‘su jefe’ (por supuesto, los dos más jóvenes) sólo tengan en mente la República y el asunto de la Iglesia. A la población lereocupan más los problemas que ellos mismos (PSOE) en su momento contribuyeron a crear de forma más descarada.

    Respecto a tu última frase de quitarles los votos a Ia I Unida o podemos, es justo lo que te acabo de decir de los nuevos candidatos: ambos son mediáticos, más o menos jóvenes y dispuestos a avasallar y basar todo su programa en la imagen , y en consignas propias de la izquierda radical.
    yo no creo que vayan a tener éxito, y espero que no lo tengan, porque en caso contrario la ruina sería para España, con un zapatero 2.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s