Leña al mono

Médicos

Ante el primer caso de ébola contagiado y curado fuera de África ya tenemos una primera reacción: Ana Obregón se ha comprado dos trajes para protegerse del virus porque, como todavía no existe una vacuna que sane a los enfermos ha preferido tomar esa iniciativa. No sé si esos trajes tienen un diseño especial para ella, per lo que si me parece es que a esa mujer además de ser una frívola le falta un hervor. Hacer un espectáculo de un asunto tan serio solo se le puede ocurrir a biólogas en paro. La otra reacción ya prevista ha sido la de quienes ante la curación de la auxiliar de enfermería , han decidido que ha llegado el momento de denunciar que la culpa de todo la tiene el gobierno y sus cómplices que son los médicos y científicos que han hablado y han dicho que las cosas se han hecho razonablemente bien, con algunos fallos y errores pero que finalmente ante una crisis sanitaria nueva se ha conseguido controlarla. Lo cual nos lleva a concluir que ante el escenario del contagio del ébola, solo podían haber pasado dos cosas: que Teresa Romero hubiese muerto como consecuencia del contagio accidental que sufrió en el desempeño valiente, profesional y generoso de su trabajo para curar a los dos ciudadanos españoles expatriados, víctimas de esa enfermedad, con lo cual toda la responsabilidad habría que habérsela imputado al gobierno como responsable directo de esa muerte, o que Teresa Romero, como así ha sido, haya superado la enfermedad y también en ese caso no habría por qué evitarle al ejecutivo la culpa de haber hecho otras cosas mal. De lo que se trata es de darle leña al mono hasta que aprenda a hablar Euskera con razón o sin ella, pero para eso le pagan al mono y a quien le azota. Yo creo que hay razones para estar satisfechos porque Teresa se ha curado , los médicos españoles han acreditado su competencia y en estos momentos la sociedad de este país está con mayores garantías de protección . Sin embargo aquí nos apuntamos a un bombardeo en cuanto tenemos la mínima ocasión y en vez de felicitarnos por algo que ha salido bien, insistimos en hurgar en la herida sanada. En otros países la gente habría brindado con champán francés pero aquí lo primero que hace ís es rellenar la hoja de reclamaciones .

Anuncios

3 comentarios en “Leña al mono

  1. Lo que me faltaba por leer, Ana Obregón cómo su ” fama ” está de capa caída, aprovecharse de una terrible enfermedad para salír en la prensa,yo creo que le falta más de un hervor, en fin , aquí lo importante es que Teresa se haya recuperado y que el ébola no nos traiga más disgustos.Por lo que siento pena es que no le hayan dado una oportunidad a excalibur, pues para un matrimonio sin hijos es uno más de la familia, las mascotas nos ayudan en muchas ocasinoes a levantar el ánimo, pero no todos piensan así.Por supuesto que tenemos buenos médicos en España, y ante casos parecidos han encontrado también solución.Seamos consecuentes y no fibrolicemos ante cosas tan serias, Ana , te las lucido ( como siempre ).

  2. Diego Armario amigo, la señora que comentas en tu extraordinario escrito, como todos, la llamada Obregón, si se ha comprado dos trajes para lo del ébola hace mucho tiempo los tenía que haber comprado para protegerse de otras muchas cosas, que no eran tan infecciosas, esa (artista ya está curada de todos y todas las enfermedades habidas y por haber. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s