aló presidente

Salvados

Yo no sé si el sociólogo y profesor de la Universidad de Harvard, Daniel Bell, se equivocó al sentenciar en su ensayo “El fin de las ideologías” el advenimiento del pensamiento único como alternativa a las distintas formas de entender la política en las relaciones sociales, pero su tesis es que las ideologías ceden ante la implantación universal de la democracia y de la economía de mercado. Esa teoría puede explicarse diciendo que lo que hoy existe en los países de nuestro entorno es una socialdemocracia gestionada unas veces por los socialistas y otras veces por los conservadores, porque ya nadie discute desde cualquier gobierno la existencia y protección de un cierto estado del bienestar, modulado por las posibilidades económicas que nos permiten los periodos de bonanza o de crisis.
Convencidos de este planteamiento, los políticos simulan mayores diferencias de las que realmente sostienen entre unos y otros, y para conseguir ganar las elecciones maquillan sus propuestas, ocultan algunas de sus intenciones, rebajan el diapasón de sus programas máximos y se dedican a la descalificación del contrario sin más argumentos que el de proclamar que el otro es peor, aunque a veces cuando llegan al gobierno hacen las mismas cosas.
“Y en estas, llegó Fidel” que cantaba Carlos Puebla, porque ahora ha aparecido Pablo Iglesias que se ha dado cuenta de que para ganar debe hacer como aquellos a los que quiere derrotar: ocultar sus verdaderas intenciones, decir que él no es de derechas ni de izquierdas, y no asustar a los que le han empezado a apoyar sin saber realmente quién es. El problema es que si antes la videoteca de youtube le desnudaba, ahora al conceder una larga entrevista a Jordi Évole en Salvados, se ha desnudado él solo, porque aunque jugó a la indefinición en sus respuestas no pudo evitar reconocer que “El parlamento no vale y él lo sustituiría por las tertulias televisivas” , que intentaría ser pedagógico con los empresarios para quitarles más dinero o incluso nacionalizar sus empresas, que aunque ha prometido muchas cosas aun no tienen hechas las cuentas y no saben si podría cumplirlas, y que si es Presidente le gustaría tener un programa de televisión en el que él fuese el presentador, al mejor estilo Hugo Chaves.
Al final hay que concluir que sí existen algunas diferencias entre unos políticos y otros. Los líderes de los partidos tradicionales tienen un modelo de sociedad similar a los países de nuestro entorno y los ciudadanos conocemos cuáles son las reglas de juego y qué instituciones judiciales pueden protegernos de sus abusos, en cambio los de Podemos apuestan por una sociedad más populista con el poder en las manos de una sola persona que decide cómo controlarlo todo y criminalizar a la oposición como ocurre en sus gobiernos de referencia del área bolivariana.
Y es que aunque la mona se vista de seda es como la cabra, que siempre tira al monte.

.

Anuncios

2 comentarios en “aló presidente

  1. Ya e comentado varias veces mi experiencia por 15M y DRY de JAEN,,,no quiero generalizar si por el resto del pais son asi,,,de donde a salido este partido,,a mi me usuron soloamente para atraer a la gente de mi edad y clase ,,ya que al pasar delante de la acampada estos salian huyendo al ver las formas de vestir de los jovenes y yo fui un buen reclamo de atraer a esta gente,,una vez usado fui callado por sus lideres ,,porque al igual que este Pablo Iglesias,,solo mandan sus lideres con mucha demagogia pero pocos hechos,,y aunque el PP y Psoe son un desastre ,los prefiero a votar a un clon del Hugo Chavez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s