sin pantalones

The-No-Pants-Subway-Ride-es-un_54422541545_51347059679_342_226

Bajarse los pantalones es algo que está muy mal visto por la sociedad porque todo el mundo lo entiende como una cobardía o una cesión de derechos cuando uno cree tener razón, pero hay ocasiones en que es necesario y a veces divertido.
Hoy después de varios días de noticias dramáticas he reparado en una que habla de la “marcha sin pantalones por el metro” (The No Pants Subway Ride), una ocurrencia de un tal Charlie Todd que propuso hace catorce años para que un día concreto la gente se prestase a hacer el ejercicio de sorprender a los demás usuarios del transporte subterráneo de las grandes ciudades quitándose poco a poco los pantalones hasta quedarse en ropa interior.

En la fecha fijada personas de todas las edades se prestan a esta performance que pretende ser divertida y que no tiene otro mensaje que el de hacer sonreír a otra gente con un comportamiento raro y tal vez absurdo y por dar a los usuarios del metro otra buena historia de qué hablar.

Cada día del año está reservado a concienciar a las personas de un asunto que merece ser recordado por la gravedad que supone que existan minorías discriminadas u olvidadas, pero no está de sobra que también existan iniciativas intrascendentes capaces de provocar la sorpresa y la sonrisa de ciudadanos que cuando viajan llevan una mochila cargada de preocupaciones que les convierten en rehenes de su propia tristeza.

Yo mismo me esfuerzo de vez en cuando en alejarme en mis comentarios de la visión gris y pesimista a la que nos conducen las noticias de todos los días.

En periodismo existe un aforismo que proclama “ good news, no news”, y puede que sea cierto que las buenas noticias no interesan a nadie porque estamos contagiados del morbo que provocan las desgracias ajenas, pero los cómicos, los humoristas y los payasos saben al menos cómo ofrecernos una versión amable e irónica de lo que sucede en nuestro entorno para conseguir que cambiemos una mueca por una sonrisa.

Yo hoy no me he quitado los pantalones porque no he viajado en metro, pero el próximo año estaré más atento a esta fecha porque no es malo colaborar a que la gente se sorprenda o se sonría, que es algo que hace mucha falta.

Anuncios

Un comentario en “sin pantalones

  1. Es verdad Diego, que nuestra mochila de realidad nos pesa, y que de vez en cuando un gesto desenfadado y simpático nos aligera de tanta “película de suspense”. Yo me conformaría con un día en el que se estableciera por norma salir de casa con una sonrisa para regalar. La visión en “paños menores”.. no sé, podría convertir la “película” en algunos casos, en un film de terror, jejeje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s