El debate del engaño

OFF_1424765820259_video

Los políticos que se presentan a las elecciones hacen promesas que incumplen durante tres años y cuando faltan unos meses para volver a pedir el voto se apresuran a regalarlos unas migajas para que volvamos a confiar en ellos.
Por eso creo que estamos de enhorabuena porque de aquí a final de año vamos a ver cómo nos rebajan algo los impuestos que antes nos subieron, legislan de urgencia con un cierto sentido social, le dicen a la guardia civil de tráfico que multen un poco menos a los conductores y se esfuerzan en ser más amables con los ciudadanos.

De hecho se parecen a los Reyes Magos y, como buenos consejeros, nos recomiendan que no le echemos cuenta a los otros candidatos porque ellos son los únicos en los que debemos confiar.

Este escenario se repite cada cuatro años y el debate sobre el Estado de la Nación que ayer y hoy se está celebrando en el Congreso de los Diputados está siendo la prueba palpable de la prisa que tienen algunos por hacerse perdonar y otros por conseguir embaucarnos.

Yo creo que en España deberíamos hacer elecciones todos los años porque así tendríamos a los políticos en tensión permanente, preocupados por no fallarnos, y para que el proceso resultase más barato sería bueno que los servicios del Estado establecieran un sistema de votación seguro por Internet, con lo que nos ahorraríamos muchos costes.

También sería interesante que en vez de mítines, que son unos actos a los que van, a veces con bocadillo, los militantes de cada partido que siempre votarán a su jefe, se hiciesen debates en la televisión pública, en los que en vez de gritar e insultar al contrario los candidatos tuvieran que comprometerse a algo. No tendrían más remedio que intentar cumplir lo que hubieran prometido en el plazo de un año, porque pasado ese tiempo habría nuevas elecciones.

En definitiva lo que yo propongo es algo parecido a un curso escolar en el que al final hubiera exámenes, los alumnos fuesen ellos, los examinadores nosotros y los que obtuvieran un suspenso por notas deficientes o mala conducta que fuesen expulsados del cole.

Reconozco que no es muy sano pensar así, porque denota una desconfianza muy grande en nuestros representantes, pero a veces caigo en la tentación de unirme al discurso derrotista de quienes no creen en el sistema y rectifico inmediatamente porque, además de que la democracia parlamentaria es el mejor de todos los sistemas conocidos, a pesar de sus defectos, si miramos a nuestro alrededor tampoco son merecedores de admiración los políticos de otros lares.

Como consuelo sólo nos queda no caer en la ingenuidad de creer ciegamente en nadie, porque si un amigo es capaz de robarte y tu mujer de ponerte los cuernos ¿qué no van a hacer con nosotros unos señores que no nos conocen de nada?

Anuncios

3 comentarios en “El debate del engaño

  1. Me gustaria que los politicos les hiceran contrato igual que a los obreros ,,los pocos que quedan,,hasta mejor que el del obrero que el primer contrato es de tres meses,,como usted dice ,,un contrato de un año,,ya sea para alcalde,,hasta presidente de comunidad o del gobierno etc,,si al año al igual que el obrero no rinde se le despide y como sea por no ser productivo hasta sin despido,,hoy tenia una charla con amigos,,sobre los pensionistas de 630 euros como mi madre,,un ejemplo,,,el sr Zapatero congelo las pensiones o sea no las subio,,vale fue malo !! ahora el sr Rajoy prometio subir las pensiones,,lo ha hecho a una media de 1 euro con 75 centimos anuales,,o sea unos 5 euros en tres años,,,,pero con Zapaero mi madre no pagaba medicamentos ahora con Rajoy le ha subido 5 euros en tres años pero le hace pagar 12 euros cada mes en medicacion ,,resultado ,,,? con Zapatero su pension no subio ,,pero no pagaba medicamentos,,con Rajoy paga 12 euros menos los 5 de subida en total mi madre en tres años cobra 7 euros menos al mes ? me entienden ?

  2. Amigo Diego: en la Roma de la República, los Cónsules y los ediles y los Tribunos eran elegidos por un año. Sólo Mario alcanzó un récord inaudito al ser Cónsul durante diez u once mandatos. Sila lo fue por dos o tres.
    No es ninguna tontería lo que acabas de escribir. En Roma, desde la caída de la Monarquía, la República alcanzó unos cinco siglos de grandeza, paz y prosperidad. Claro que eran otros tiempos.

  3. La verdad parece que nos toman por tont@s todo lo que has escrito se le debía de pasar a los politicastros, a ver si así por lo menos ” algo ” se le pegaba.Cosa muy dificil pues solo piensan en ellos mismos.Solo me faltaba ver de nuevo en los medios al incalificable Zapatero…..¿ que nos pasa ? esto se parece más a una dictadura que a la pobre y enferma democracia.Es que estoy aburrida me duele que me tomen el pelo y encima se queden tan satisfechos.Por otro lado a la hora de los cambios no me satisface en absoluto, el ” que toca todo el día las palmas “en fin, el que no se comforma es porque no quiere, tenemos de todo, menos lo necesario, triste realidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s