con chanclas y a lo loco

David Fdez

Lo que más me ha interesado de lo sucedido en la comisión del parlamento catalán que investiga el origen de la fortuna de la familia Pujol ha sido la figura del diputado de la CUP, David Fernández Ramos, que ha presidido las sesiones y al que se le ha visto todos los días junto a los comparecientes.

Reconozco que casi nunca me fijo demasiado en lo importante, porque en política el meollo de las cuestiones es lo más parecido al arte de marear la perdiz. Por eso dirijo mi atención a lo interesante que no solo es más divertido sino que además sirve para sacar conclusiones más acertadas

David Fernández es un barcelonés de origen zamorano que acostumbra a ir con camiseta y chanclas, representa a un grupo de izquierda nacionalista y anticapitalista, ha militado en el movimiento que intentó asaltar al Parlamento catalán y se declara amigo de Arnaldo Otegui.

En una entrevista que le hizo el diario El Mundo describió a esta sociedad en la que vivimos como algo que “funciona a base de camellos, bares y farmacias”, y en esa misma entrevista citó a Carlos Marx para decir que “en la podredumbre está la vida”.

Me ha sorprendido leer que David Fernández es uno de los diputados más valorados del Parlamento catalán, y eso me ha llevado a pensar que como ellos le conocen mejor que los que no vivimos allí, deben tener razones solventes para opinar así sobre un personaje atípico que ofrece una imagen, como poco extraña y no sé si representativa de lo mejor de aquella sociedad.

Yo entiendo que él, en coherencia con su ideología, piense que “el capitalismo es la degradación de la condición humana” y que pretenda combatirlo desde dentro, pero yo conozco a otros diputados de izquierdas que también son anticapitalistas y que por respeto a la institución, aunque no lleven corbata no se visten con camiseta y chanclas porque entienden que existen formas elementales de dignificar el cargo para el que han sido elegidos. Algunos confunden la ideología con la apariencia pero no creo que haya darle mayor importancia.

Dicen que el hábito no hace al monje y tal vez sea cierto pero a veces la política hace extraños compañeros de cama para sumar fuerza, votos y estrategias entre gente muy diversa del arco parlamentario, entre los que está David Fernández que lo mismo amenaza a un compareciente con tirarle una de sus chanclas o que se encarama a un escaño con gesto agresivo para hacer callar a un diputado de otro grupo.

La imagen de la Cataluña de hoy es la que ofrecen también sus diputados.

Anuncios

2 comentarios en “con chanclas y a lo loco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s