Agresor, cobarde y estúpido

image

Le llaman el chico de la patada, aunque yo creo que sería más adecuado llamarle el cobarde que solo se atreve con mujeres.

Me estoy refiriendo a Mario García Montealegre, un joven de 24 años que hace unos días en Barcelona se lanzó con sus pies por delante para impactar con sus zapatos sobre el tobillo de una mujer viuda de 48 años, a la que tiró al suelo y le provocó un esguince.

Este valiente natural de Talavera de la Reina, en cuando descubrió que podía caerle la del pulpo, se apresuró a borrar su perfil de la redes sociales pero gracias a la colaboración ciudadana la policia le ha localizado y un juez le ha llamado a declarar.

Hoy se ha sabido que en el año 2013 hizo lo mismo con otra mujer en Benidorm a la que agredió de idéntica forma y luego colgó en Internet su proeza.

A más a más, que diría un catalán, el compañero de este sujeto que es el que graba sus fechorías ha declarado que “Mario hace habitualmente este tipo de bromas para hacer gracia y siempre lo grabamos para verlo después entre amigos”. Osea que es un reincidente al que su padre le quita hierro a su acción diciendo que es un buen chaval que piensa enviarle una carta de disculpa a su última víctima, carta que aun no ha enviado.

Yo creo que el tal Mario García Montealegre debería intentar nuevamente su agresión, pero esta vez contra un hombre joven y fuerte para que por fin alguien le diera un par de hostias bien dadas a ver qué piensa ahora su padre que tanto lo justifica afirmando que se están exagerando las cosas porque su hijo es un buen chaval.

La inmunidad es algo que va desapareciendo gracias a las redes sociales y al sentido estúpidamente exhibicionista de los delincuentes que necesitan colgar sus acciones en facebook y en twitter, con lo que la policia les pilla, además de por indeseables, por estúpidos.

Anuncios

Un comentario en “Agresor, cobarde y estúpido

  1. Sinceramente cuando lo ví me pasaron muchas cosas por la cabeza y no muy edificantes para ese canalla e ignotrante individuo, todavía me parece peor que el padre le quitara importancia al suceso, lo que demuestra la poca educación que ha recibido el susodicho, no nos puede cegar a los padres el amor que les tenemos a los hijos. todo lo contrario, en estas situaciones se deben de reperender mucho más , si queremos que respeten no bajar nunca la guardia, por el bien de ellos. Por otro lado ( según cuentas ) es reincidente, una temporadiita preso quizás le quitase esa absurda manìa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s