Felipe, el de siempre

Felipe

Sé que hay gente que no lo traga, pero eso es algo que también le sucede a Aznar que junto con Felipe González son los dos únicos ex Presidentes de gobierno vivos que hicieron algo que mereciera la pena por este país durante el tiempo en el que tuvieron responsabilidades ejecutivas.

La ventaja que tienen ambos es que no van buscando el voto ni el aplauso para sí mimos sino que están en disposición de decir lo que piensan sin preocuparse de cuál es el callo que pisan dentro de su propio partido.

Yo creo que el adanista Zapatero ni fue ni será alguien al que se le recuerde en el futuro más allá de su condición de kamikaze que consiguió dinamitar los cimientos de un partido socialista hasta dejarlo en la situación lamentable en la que está ahora.

ZP, fiel a su vocación de suicida, trabaja en contra de Pedro Sánchez y pondera positivamente a Pablo Iglesias, porque esa es la peculiar coherencia del personaje gótico que nos gobernó durante dos legislaturas. A él no le importaría aliarse con el jefe de Podemos porque siempre mantuvo la tesis de que “ los enemigos de mi enemigo son mis amigos” , pero González en cambio es un personaje mucho más serio y con sentido de Estado”.

Ayer le escuché en el programa de Pepa Bueno, en Telecinco, “Viajando con Chester”, y volvió a derrochar sentido común y sentido de Estado, que son dos valores devaluados porque lo que hoy se estila es el adanismo , en el que ya se retozó Zapatero en su época de Presidente de gobierno, y que consiste en empezar desde cero en todo y despreciar el valor de la cosas que se han demostrado válidas.

González, en un momento en el que le quieren segar la hierba debajo de sus pies a Pedro Sánchez, dijo que él le apoyaba sin la mínima duda, a pesar de que no le votó en las primarias, y en relación al jefe de Podemos se preguntó, con ironía, por qué no era coherente y seguía defendiendo al régimen bolivariano.

Yo reconozco que me seduce la inteligencia y que me provoca un rechazo infinito la simplicidad de los sectarios, por eso regreso a mi reconocimiento de un personaje como Felipe González, al que conocí, admiré, voté, repudié y ahora regreso a reconocerle unos valores políticos y cívicos que algunos le quieren negar in eternum.

Tal vez será porque, como dijo alguien, “los político, los edificios y las putas, con lo años se vuelven venerables”

Anuncios

Un comentario en “Felipe, el de siempre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s