Gorditos

image

Cuando yo estudiaba en la Universidad tenía una compañera que estaba como un cañón, y tal vez por eso pasaba de todos nosotros, pero cuando nos la cruzábamos , metíamos tripa, por si se le escapaba una fugaz mirada. Por entonces lo del culto al cuerpo no existía, porque vivíamos en la España gris y cateta en la que circulaba el rumor de que cuidarse era cosa de maricones, y se aceptaba como dogma el dicho popular que ” el hombre y el oso, cuanto más feo más hermoso”. Con los años cambiaron las cosas y ahora los hombres se depilan, por delante y por detrás, van al gimnasio regularmente, comen sano, no fuman e intentan emular,sin éxito, a Cristiano Ronaldo para conseguir unos abdominales como los suyos. . En definitiva, muchos intentan tener un cuerpo más admirable que su cerebro, y así les va. Pero acabo de enterarme que las cosas están cambiando y los que no somos de esa guisa volvemos a tener nuestra oportunidad. Para los hombres ha llegado la hora de la llamada belleza real.La hora de los fofisanos y los gordiflacos y todo esto ha sido posible gracias a una chica, llamada Mackenzie Pearson, estudiante de la Universidad de Clemson, que publicó un artículo en el que ponia , como ejemplo de canon de belleza masculina, a su padre, un señor que presenta un agradable equilibrio entre una barriga cervecera y la práctica del deporte ocasional. Está visto que lo mejor que le puede ocurrir a un hombre en “edad dificil ” es que le quiera, le jalee, le anime, le patrocine, y le eleve la moral su propia hija, porque hay momentos en la vida en los que tu mujer, si la tienes, ya no está para hacerte cumplidos y las mujeres que tu desearías que te mirasen, ni te ven.

Lo que realmente da algo de felicidad al ser humano es sentirse a gusto consigo mismo, quererse algo, saber que algunas personas te corresponden y no ser rehén de las modas que imponen más sacrificios que alegrías. Así que estamos de enhorabuena, como lo están también las señoras que hace tiempo reivindicaron para sí mismas sus carnes en vez de sus huesos,como elemento de seducción.

Anuncios

Un comentario en “Gorditos

  1. Gracias amigo Diego por esta inyección de moral siempre he pensado lo mismo que cada uno es cada uno en el sentido, de que los hábitos cambiantes que la vida te va imponiendo son irreversibles yo también tuve 20 años con 65 kg de peso y un metro setenta y tres de estatura claro que por entonces hacia deporte y no era cervecero jajajaja como veras la birra y dejar el deporte condiciona ….. pero creo que el verdadero encanto personal está en la condición en todos los sentidos de cada persona y como sobre gustos no hay nada escrito todos tenemos nuestra media naranja y fans independientemente de nuestro físico …. gracias a Dios o a los “hados del Olimpo” …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s