Te lo juro por Arturo

gargantc3a9-odiook

Sé que les molesta mucho a los aludidos y a sus simpatizantes que subraye, como algo más de una anécdota, la apariencia higiénica de algunos de los nuevos cargos públicos.

Yo creo que si son coherentes, no deberían mosquearse porque la seña de identidad externa que ellos mismos han elegido es ésa: cierto desaliño en el vestir, piercins, tatus , chanclas y camisetas sudadas.

Con ello quieren que se visualice que no son casta y que las chaquetas, las corbatas y los zapatos relucientes , en los caballeros, nunca serán la forma elegida para vestir por los nuevos políticos, y en las señoras de la nueva hornada no encontraremos el tradicional look de las féminas trasnochadas del PP y del Psoe.

Yo me imagino que cuando algún Jefe de Estado extranjero venga Madrid y visite el Ayuntamiento de la capital , la escena que podremos ver será la de algún concejal o concejala saludando a Obama, a Renzi o al jefe del Vaticano, vestidos de la guisa que acostumbran y diciéndoles “le saludo en nombre de la revolución pendiente, en representación de los oprimidos del capital, y lo hago por imperativo legal”, o alguna otra frase similar.

Lo que sí parece estar claro es que, la anunciada revolución pendiente, tiene mucho que ver con la exhibición simbólica y el desahogo verbal, algo que ya comenzó con las fórmulas utilizadas en las tomas de posesión en las que unos prometieron conseguir la autodeterminación de su pueblo, otros quitarle el poder a los bancos y algunos recuperar los derechos de las mujeres para que puedan disponer libremente de su cuerpo.

Cada uno prometía algo distinto y particular pero en cualquier caso lejos de la fórmula legal establecidas para las tomas de posesión. Si alguien, por hacer un pareado, hubiera dicho : “lo juro por Arturo”, también habría valido.

Esto que cuento no tiene ni puñetera gracia pero es la pura realidad, porque España parece llevar camino de convertirse en La República Independiente de Ikea, aunque en plan cutre porque los suecos son más serios que nosotros.

Estoy persuadido que, al menos mis nietos, verán una España de la que se puedan sentir orgullosos, pero los más jóvenes, como esto siga así, o emigran a algún país serio o se adaptan lo que hay, y para empezar deberán ponerse un zarcillo en algún parte de su cuerpo, y cambiar la ducha diaria por una higiene alternativa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s