En bolas y sin complejos

image

Este año no me he pasado aún por la playa nudista de Vera – una de las más afamadas y antiguas de España – porque no dispongo de coche para desplazarme hasta ese lugar de cuerpos en blanco y negro, señoras con argumentos o sin complejos y hombres que no compiten por la extensión de su apéndice.

Es un lugar al que siempre voy con gafas de sol y gorra deportiva porque, a pesar de los años, prefiero que el personal no me identifique, más que nada por aquello de que tampoco tengo demasiados argumentos que exhibir con orgullo.

Siempre que voy a esta playa me sitúo en un lugar desde el que no llame la atención y al mismo tiempo pueda observar el comportamiento del personal , porque me sirve para imaginar quiėn es quién y qué hay detrás de cada sujeto, hombre o mujer.

Están los que siempre tuvieron conciencia de haber nacido desnudos y conconsider no solo cómodo e higiénico bañarse como los peces y tomar el sol como los largartos , sino que además creen que la desnudez nos iguala a todos, aunque seamos diferentes.

Otro de los grupos nudistas es el que reúne a los narcisistas, que no se besan porque no se llegan, encantados de que en un lugar en el que no hay espejos al menos se multipliquen los ojos de quienes les miran con admiración o envidia , y tengo la sensación de que en este colectivo hay más varones que hembras, tal vez porque ellas están más acostumbradas a que las admiren y no se esfuerzan tanto en pasear sus encantos.

Esta descripción se quedaría coja si no incluyese en este relato a los gays que encuentran en las playas nudistas un lugar ideal para hacer cómo que se confunden con el paisaje, aunque no siempre lo consiguen porque los amores en verano no entienden de discreción . Cuando son ellas las que se quieren la naturalidad las confunde y las hace prácticamente invisibles.

En cualquier caso la playa nudista es un universo plural en el que el derecho de admisión no está reservado.

Pienso que quien se desnuda en público – no en mitad de la calle sino en un lugar en el que esa conducta no extrañe a nadie – es o una persona que está encantada con su cuerpo y desea que la gente lo sepa , o alguien que no tiene complejos o los está superando.

Yo pertenezco a este segundo grupo de los que prefiere no encontrarse en ese momento con nadie y preguntarle cómo le va.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s