nacidos el 11 de septiembre

Nico

Cada año, desde hace cinco, todos los once de septiembre escribo un texto como éste, dedicado a mi nieto Nicolás porque, con una diferencia de varios decenios, que tengo el buen gusto de no revelar jamás, ambos nacimos en un día como hoy.
A medida que se va haciendo mayor – si es que a los cinco años alguien se le puede calificar  âgé – nuestra relación es màs inteligente, más comprensiva y más cómplice, aunque como es lógico sus ídolos son sus padres, y dentro de poco su mejor amigo será su hermano Alejandro.

Sé que suena a estrafalaria, pero yo tengo mi teoría particular sobre estas aparentes coincidencias, porque aunque hay cosas que no tienen más fundamento que una íntima e indemostrable creencia, pienso que no es casualidad, sino un signo muy especial del destino, que personas del mismo entorno familiar compartan el día y el mes de nacimiento.

Y cuento esto porque, aunque les advierto a mis amigos que tengo “amnesia de cercanía”, algo que no tiene nada que ver con los trenes, sino unos lapsus de memoria de las cosas más inmediatas , con frecuencia vienen a mi mente anécdotas, vicisitudes y recuerdos nítidos de hace años.  Entre ellos está la historia de Pepe Maldonado, mi mejor amigo, con el que me unían un montón de cosas importantes, más allá de los lazos familiares, y que también nació un día como el de hoy.

Es demasiado poco arriesgado pensar que a los que hemos nacido el once de septiembre de cualquier año, dentro de una misma familia, solo nos une la coincidencia aleatoria de una fecha, en vez de una historia, un proyecto y un destino que tiene continuidad.

De ser cierta esta teoría no sería mala cosa, porque la gente de nuestra familia nacidos un dia como hoy somos de muy buena cosecha , independientemente de la añada, y además de buena gente, a veces divertidos, creativos, inquietos, solidarios, y vividores, tenemos una característica especial: nos aburren los aburridos, no le damos cancha a los fundamentalistas ni le echamos cuenta a los envidiosos, porque tenemos la sensación de que no hemos nacido para perder el tiempo.

Por todo eso, tengo para mí que Nicolás Marina Armario hará muchas cosas buenas y destacadas, que yo no verė, y mantendrá un estilo creativo de relacionarse con los demás, porque los nacidos en once de septiembre nos vamos transmitiendo, de alguna forma, una seña de identidad, a pesar de que , un día como hoy, a lo largo de la historia han sucedido grandes desgracias y se han cometido graves errores, salvo los días que nacimos nosotros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s