Francia: un pais y unos ciudadanos

France-Flag

Los familiares de los asesinados en Francia no piden funerales de Estado.

Para eso están ellos, para llorar a sus muertos,rezar por sus difuntos y consolarse con los que aún viven.

Al Estado le dejan que haga su trabajo y no le piden que no se meta en follones, que deje de participar en la lucha contra el Daesh o que se enzarse en discusiones sobre si los terroristas asesinos son galgos o son podencos.

Ser francés imprime carácter y eso se lo deben a una revolución en la que hubo mucha guillotina, cabezas ensangrentadas amontonadas en cestos y una purga despiadada contra los que no entendían, por entonces, que el mayor título que alguien podía tener en Francia era el de Ciudadano.

Hicieron una revolución cruenta que dejó bien claro, hace tres siglos, cuál era la esencia de sus principios y la inviolavilidad de sus valores cívicos, que perduran a día de hoy.

Los franceses confían en su Estado de derecho y no se andan con discusiones partidarias cuando se enfrentan a los grandes momentos en los que son golpeados por la furia de la historia . Eso significa que, en situaciones como éstas, apoyan sin fisuras al gobierno de la República y no tienen dudas sobre lo que hay que hacer porque, a diferencia de lo que nos sucede en España, no se equivocan de enemigo.

Allí a nadie se le ocurre decir – como sucedería aquí – que los culpables de la masacre de ayer no solo son los yihadistas asesinos, sino también el gobierno por estar en guerra contra el Estado Islámico.

Allí tienen un sentido cívico y patriótico del que en España carecemos, allí no tienen ningún complejo por exigirle a todos los franceses que acrediten, con hechos, que son antes ciudadanos que creyentes, allí cantan su himno con orgullo y con la naturalidad de los hombres y mujeres de la República. Allí no criminalizar a nadie por su fé, pero no toleran que la religión esté por encima de la ley y el orden.

Por eso anoche, cuanto estuve pegado a la televisión hasta pasadas las dos de la madrugada, presencié lo inevitable. Escuché a los advertidores, a los guardianes de la pureza equilibrista, a los que se empeñan en decir la obviedad de que no todos son iguales aunque profesen la misma religión, y apoyándose en esa tesis, se olvidan de que hay que ser intolerantes con los intolerantes y exigir a todos los ciudadanos que no utilicen el nombre de su Dios para asesinar y, a continuación digan que se les señala injustamente.

Anuncios

2 comentarios en “Francia: un pais y unos ciudadanos

  1. Chapeau! Ceci est une catastrophe sans précédent! Maintenant, nous allons jouer pour nous: nous allons voir comment les gens vont réagir. L’Espagne et les Espagnols contre la France et les Français, nous sommes la merde.

  2. La revolución francesa fue cruel, despiadada y sanguinaria y en ocasiones revanchista y arribista y hasta cierto punto necesaria pero eso, fue hace tres siglos y la historia ya la ha juzgado y creo que con justicia. Como bien dices lo que desde entonces hay que valorar, es su larga trayectoria que ha pasado por claros y oscuros basta con revisar su historia valorando eso, el resultado, es la Francia y sus Ciudadanos actual que tu describes y que a mi, como creo que a millones de españoles, nos gustaría parecernos pero esa es otra historia …….. muy difícil de entender …… por mucho que nos lo expliquen …. ya lo dice el tópico ¡España es diferente! y tanto que lo es y por eso, así nos luce el pelo ….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s