El pueblo soberano…

caras-ok--620x349

Me parece no haber leído todavía esta mañana la expresión “pueblo soberano”, así que voy a ser yo el primero en emplear esta frase que, si se analiza, es solo eso: una frase que, como todas las que se inventan los políticos, está cargada de exageración.

La suma de los votos es el resultado de la suma de las distintas voluntades de los ciudadanos de una nación, pero dada la diversidad ideológica de los votantes, jamás refleja lo que habrían deseado .

Los resultados de las urnas de ayer han dejado un mapa tan inestable en nuestro país como el que le describió Don Luis Mejias a Don Juan Tenorio cuando compartieron amante y le reprochó ” la habéis dejado inservible para vos y para mi”.

Todos pretendían seducir a los electores pensando que eran como una doncella inocente, pero ha resultado que la dama estaba entradita en años, había vivido malas experiencias y además venía resabiada.

El pueblo soberano es como una amante, unas veces fiel, la mayor parte de las veces caprichosa, y con frecuencia desleal , y por eso cambia cuando está insatisfecha, celosa o se siente tratada con insuficiente dedicación . Cada cuatro años, cambia de compañero de aventuras, y con frecuencia lo hace por despecho.

En esta oportunidad ha habido mucho despecho y escasa ilusión, porque ninguno de los partidos contendientes está en condiciones de formar gobierno, ni siquiera con el apoyo de sus más afines.

Las consecuencias de la decisión de ayer es que nadie puede reírse del contrario, aunque los de Podemos , como era de esperar  porque van de campeones con 60 escaños, hayan planteado lo que ellos llaman exigencias inaplazables.

El pueblo soberano o se ha despistado en esta ocasión o ha decidido que nos venía bien una legislatura inestable, porque la experiencia política a la que nos enfrentamos pasa por unos pactos no duraderos, una legislatura corta o unas  nuevas elecciones dentro de tres meses.

El resultado de las elecciones celebradas ayer ha sido la consecuencia de que cada uno de los partidos habían hecho ofertas para su parroquia y excluían a los demás, con lo que la atomización del voto ha respondido a ese planteamiento, que no ofrece motivos para la celebración.

Mientras tanto los desnostados mercados han decidido que … de esta España no se fían.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s