Feliz Navidad

IMG_4161

Existen razones para ser…algo feliz.

Estoy recibiendo felicitaciones de Navidad desde que comenzó este mes, porque hay gente tan cumplida que prefiere adelantarse a llegar tarde, y esa es una costumbre que me llama la atención porque a nadie se le ocurriría dar el pésame antes de que la palme el que aún no es difunto, o felicitar por el nacimiento de un niño cuando su madre todavía está embarazada.  Por eso, yo me resisto a felicidar la Navidad o el fin de año antes de que llegue el día previsto en el calendario .

Ese momento ya ha llegado y aprovecho para desearle a todos mis amigos y conocidas que sean felices , porque existen razones para tener de vez en cuando esa sensación .

La felicidad es mucho más un estado de ánimo que otra cosa, porque si es cierto que, según la leyenda , el hombre feliz no tenía camisa, tambien lo es que no hace falta demasiado para poder sonreír, disfrutar y compartir momentos de alegria con gente que merece la pena .

El problema lo tienen los insaciables, que lo desean todo… y con menos no están satisfechos, y los tristes que son pesimistas vocacionales que jamás esperan nada bueno.

Luego están los que solo disfrutan con el mal ajeno, pero a éstos, que abundan en nuestro país, no les voy a dedicar ni un renglón más de este texto.

Yo creo que la preocupación lógica que nos asiste a los españoles porque somos conscientes de que nuestro futuro inmediato es realmente incierto, no debería agobiarnos en exceso porque, como los que pueden hacer que todo vaya a peor dicen que no creen en Dios, tal vez se produzca algún milagro que ellos ni esperan ni desean.

Pero yo regreso a lo que estaba contando cuando comencé esta columna porque en cuanto me descuido, me desvío del tema central.

Es bueno y decente , además de gratuito, desear felicidad y a veces conseguirla porque no se necesita nada especial.
El otro día una mujer, a la que le había tocado el premio gordo de la lotería, lloraba de pena cuando la entrevistaron en la televisión. Sus recuerdos eran tristes, y el dinero inesperado que iba a recibir le reconfortaba a medias porque eran más intensos los momentos de infelicidad que venían a su mente que la esperanza de que, a partir de ahora, le vaya mejor.

Un día como hoy y los que restan hasta que acabe este periodo de fiestas en el que vamos a ver Reinas en vez de Reyes Magos, por aquello de la paridad en la estupidez, debe ser una oportunidad para, al menos, intentar ser felices con la familia y los amigos.

Ese es mi deseo para todos vosotros.

Anuncios

2 comentarios en “Feliz Navidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s