Cervantes, cuatrocientos años después

image

El 23 de abril de este año se cumplirán cuatrocientos años de la muerte de Don Miguel de Cervantes, y como ignoramos si para entonces tendremos un nuevo gobierno o el actual seguirá en funciones, a día de hoy los españoles no tenemos claro qué, cuándo y cómo se conmemorará este acontecimiento histórico de importancia universal.

Desde hace tiempo el escritor Jesús Ruiz Mantilla viene advirtiendo del retraso, rayano en la desidia y yo diría que en la imperdonable falta de respeto a nuestra propia historia literaria, que supone el hecho de que a menos de tres meses de esa conmemoración, la opinión pública no tenga ninguna información sobre qué tenemos previsto los españoles, y por supuesto el gobierno, para hacernos dignos de un autor respetado en todo el mundo.

Hace unos años comencé a escribir en un periódico una sección que titule “Cosas que no importan”.  El título evidentemente tenía una carga irónica porque en esa columna escribía sobre asuntos que nos importante mucho a los ciudadanos aunque a veces sean olvidados por los políticos, y en España con solo abrir los periódicos podemos comprobar que lo que menos le interesa al poder es la cultura, por más que a algunos ministros se les llene la boca de palabras grandilocuentes, en las que no creen.

Cervantes murió, según la tradición, el mismo día e idéntico año que William Shakespeare, y mientras que en España solo tenemos una Comisión interministerial creada para preparar un acontecimiento considerado de “excepcional interés público”, que aún no sabemos lo que ha hecho, en el Reino Unido desde el primer Ministro David Cameron, a su gobierno y a la BBC, están activamente implicados en las acciones conmemorativas de su mejor hombre de las letras.

La idea, según las autoridades británicas, es “hacerlo encajar en el mundo de hoy en torno a temas absolutamente contemporáneos, como los problemas de género, la emigración o la democracia”.

Nuestro Cervantes, y por supuesto nuestro Don Quijote y Sancho, son personajes de inapelable actualidad en estos tiempos que vivimos peligrosamente, y ambos tienen sabias sentencias para entender la miseria del poder y la grandeza de los gobernados, porque aun hoy hay que lancear molinos de viento y apalear a malandrines que, como entonces, ensucian nuestra vida política y pervierten el sentido de las cosas.

No obstante, no creo que a Don Miguel, varios siglos después de su muerte le importe el olvido o la desidia con el que le tratan algunos, porque muchos más le seguimos honrando.

 

Anuncios

2 comentarios en “Cervantes, cuatrocientos años después

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s