Libertad de expresión

Colau

Les voy a dar una pista sobre la libertad de expresión, que es un derecho fundamental, contemplado en la Constitución y en  los tratados Internacionales que garantiza que un ciudadano puede expresar sin cortapisas sus ideas .

Lo que algunos no saben, no entienden, o prefieren ignorar, es que el ejercicio de este derecho, que no puede estar sujeto a censura previa, no exime a su autor de responsabilidades ulteriores, que deben estar expresamente fijadas por la ley.

Y hay más, porque la ley dice que para proteger a la infancia “los espectáculos públicos pueden ser sometidos por la ley a censura previa, con el exclusivo objeto de regular el acceso a ellos para la protección moral de la infancia y la adolescencia”  y añade que “estará prohibida por la ley toda propaganda en favor de la guerra y toda apología del odio nacional, racial o religioso que constituyan incitaciones a la violencia o cualquier otra acción ilegal similar contra cualquier persona o grupo de personas, por ningún motivo, inclusive los de raza, color, religión u origen nacional.”

He resumido en tres párrafos los argumentos legales que suponen un zasca en toda la boca de Pablo Iglesias, Ada Colau, y la concejal cagueta de Cultura del Ayuntamiento de Madrid, que se apresuró salvar su culo cesando a los que contrataron a los titiriteros que colgaron jueces y exaltaron a los terroristas de Al Kaeda y de ETA , y que ahora exigen que el juez ordene su inmediata puesta en libertad.

En uso de mi libertad de expresión, yo podría ciscarme en todos los antepasados de algunas personas que hieden cada vez que abren la boca para expresar un pensamiento desmesurado, pero ellos, en uso de su derecho de protección al honor , podrían hacer que un juez me diera un disgusto, y ése matiz alguno lo olvida.

La libertad de expresión que asiste a todos los ciudadanos por el hecho de serlo, no está especialmente pensada para que un maltratador insulte a su mujer, o para que un holligan se acuerde gravemente de la madre de un árbitro, como tampoco está pensada para que unos titiriteros pro etarras hagan apología del terrorismo islamista.

Esa libertad está pensada para todos los ciudadanos pero especialmente para los defensores de los derechos humanos, para los opositores políticos, para los creadores de opinión, para los escritores y los artistas que son los que con más frecuencia se expresan en público, pero todos estos también están sujetos a la ley.

Ya sabíamos que si los de Podemos gobiernan en España, los jueces serán funcionarios al servicio del ejecutivo – como sucede en Venezuela que se inventan pruebas falsas para encarcelar a los opositores – pero de lo que no hay duda es de que la cárcel y la justicia no está hecha para sus delincuentes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s