Cal viva y dignidad muerta

Tempora-4

No sé a ustedes, pero si alguien insulta a mi padre o a mi madre, además de devolverle esa agresión verbal, lo corro a obleas.

Yo creo que, desde que no existe en España la noble tradición del duelo para saldar ofensas, esos incidentes verbales se resuelven por la vía judicial o a puro huevo, porque dejar que alguien insulte gravemente la memoria de tus ancestros es indigno para el agredido que lo consiente.

Traigo este cuento a propósito de la agresión verbal que hizo Pablo Iglesias contra Felipe González al que calificó por dos veces como ” el de la cal viva”, y que no mereció defensa alguna de Pedro Sánchez ni de ninguno de los socialistas que asistían a la fallida investidura.

Sánchez que estaba entregado y mendicante ante el de Podemos, dispuesto a humillarse hasta el extremo de la indignidad, solo acertó a decir que se sentía orgulloso de Felipe González, pero en ningún momento le exigió que retirase la ofensa como habría hecho si, el responsable de esa agresión verbal, hubiera sido alguien de otro partido con el que no tuviera que pactar su investidura.

Hasta Rodríguez Zapatero fue más decidido y vehemente en la defensa del ex Presidente Aznar cuando Hugo Chaves, el amigo difunto de Pablo Iglesias, lo llamó fascista y el Rey Juan Carlos pronunció la famosa frase de “¿ Por qué no te callas?”

La frustrada investidura de Pedro Sánchez ha dejado para la historia del PSOE la tibieza vergonzante del candidato, a defender la dignidad de las siglas de su partido y del que fuera su secretario general más emblemático y exitoso de la reciente historia socialista.

Como decía al principio, la tradición hispánica era resolver estos asuntos con contundencia si se quería conservar la dignidad, pero cuando el que debe exigir una reparación carece de arrestos o no respeta al ofendido, solo insinúa una tímida y cobarde protesta.

No sé si Felipe González se dejó acompañar por Sánchez en un acto público un par de días después por no estropear más la delicada situación de su partido, pero me malicio que se habrá reafirmado en la convicción de que el actual secretario general del PSOE es unas piernas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s