Quique Rivero

IMG_20160418_132407

A veces escribo por simple desahogo pensando en alguien que ya no me puede leer porque se ha ido,  y lamento inútilmente no haber buscado un rato largo, después de tantos años, para recordar juntos aquel montón de cosas  que hicimos cuando éramos niños en el Marruecos colonial de los años cincuenta.

No sé si algunos de sus hijos o nietos leerán alguna vez este inútil lamento de un amigo de niñez que hoy se ha encontrado ante una caja cerrada con una cruz encima, en la que estaba lo que queda de un hombre bueno,  en el sentido más machadiano del término, que iba… “ligero de equipaje, casi desnudo, como los hijos de la mar”.

Enrique Rivero siempre fue Quique, aunque lógicamente sus alumnos del Colegio de El Pilar de Madrid de la Calle Castelló , le llamaban Don Enrique, porque nunca simuló ser otro distinto a quien era: un optimista vital que vestía una sonrisa que nunca nadie pudo borrar de su rostro, ni siquiera en sus momentos más difíciles.

Jamás he conocido a nadie que confiara más en sí mismo y,  aunque alguno de sus más cercanos pensaba que iba a ser un superviviente, fue un triunfador en toda regla, que se ganó a pulso, y sin ventajas, una posición y un reconocimiento propio de quienes mejoran la raza, contra todo pronóstico.

He conocido en estas horas a sus cuatro hijos, y el más pequeño de todos que ya tiene veintiséis años, me ha pedido que le contara algo sobre su padre de cuando éramos niños  en Tetuán,  y mi respuesta ha sido enviarles esta foto en la que estamos juntos. No sé si la instantánea es anterior o posterior a  hacer algo que no debiéramos, porque por entonces a los chavales de aquella edad, nuestros padres nos dejaban sueltos y, si algún día regresábamos a casa con una pedrada en la cabeza, era el momento en el que nos castigaban, pero mientras tanto nuestro mundo era libre.

La vida nos llevó por distintos caminos que a veces confluyeron, pero debo hacerle justicia al recordar aquí que yo aprobé  en septiembre la asignatura de lógica en segundo de psicología   gracias a él, que era vecino de mi profesor, y le convenció  de que hacía un acto de caridad si aprobaba a un huérfano que trabajaba para mantener a su familia.

Podría escarbar en más recuerdos, todos buenos, divertidos y generosos, pero me desviaría de mi intención de homenajear a un amigo al que en estas horas echo de menos.

 

Anuncios

5 comentarios en “Quique Rivero

  1. Soy ese hijo pequeño de Quique, quiero darle las gracias en nombre de los cuatro hermanos y la viuda por este homenaje tan bonito. Estamos deseosos de escuchar más historias de nuestro padre.

  2. Buenas tardes, yo soy Antonio Alonso. Cuñado de José María Rivero, hermano de Quique. Me he decidido a escribir estas líneas ya que me ha emocionado el relato de Diego. Conozco a Quique desde hace casi 40 años, casi con la misma edad que tenía Quique y Diego en la foto. Quiero unirme al homenaje a este hombre bueno y siempre sonriente. Guardo un excelente recuerdo de él. Ójala uno de mis amigos escriba algo tan bonito y sentido como lo que Diego ha escrito cuando sea yo quien esté en la caja de madera con una cruz encima…

  3. Mi mas sincero pésame a toda la familia y amigos de este gran hombre… mi tío. El cual, como muy bien narran anteriormente, siempre lucia una sonrisa en la cara.
    Siempre recordare esa sonrisa de oreja a oreja y el sonido de sus llaves chocar cuando se aproximaba…ese mismo sonido hacia esbozar una sonrisa previa antes de poder verlo. Y así le recordare, Con esa sonrisa contagiosa que valga la redundancia contagiaba a todo aquel que se cruzara en su camino. Un buen hombre, amigo, padre y tio. Mantendrémos vivo su ejemplo y espíritu ante la vida.
    Gracias por todo tío Quique y gracias a toda la familia por permanecer siempre tan unida y darnos ejemplo a los pequeños de las prioridades de esta vida.
    Gracias Don Diego por ofrecer este pequeño espacio para desahogar el peso de esta perdida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s