Pongamos que hablo de Madrid

 

cancio-entrevista

 

Hoy me he encontrado a Raúl Cancio con un pedazo de condecoración en su chaqueta a la altura del omoplato izquierdo,  y le he dado un abrazo.

Él es uno de los más destacados fotógrafos de los últimos cuarenta años en España,  y la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, lo ha premiado junto a otros – o más bien a otros junto a él –  como prueba de que  los mejores madrileños nacieron en cualquier lugar de España, lejos de la plaza de Cascorro, porque esta ciudad ejerce una atracción fatalmente beneficiosa sobre cualquier que quiera tocar el cielo con la punta de los dedos.

El Dos de mayo es una de las fiestas menos contestadas por los españoles que saben algo de historia, que cada día son menos porque estamos en presencia de demasiada políticos que estudiaron durante los años la LOGSE  y lo ignoran casi todo, incluso que una fecha como ésta, del año 1808, fue el inicio del levantamiento contra las tropas napoleónicas por la independencia de España.

Yo acostumbro a ir todos los años a esa conmemoración,  y allí me encuentro con gente de todo pelaje y condición que,  aunque han nacido  en cualquier otro sitio, un día descubrieron  y aprendieron a amar esta ciudad,   en la que se puede  encontrar lo mejor y lo peor , porque aquí abunda lo primero, aunque hace más ruido lo segundo.

Es cierto que si nos fiamos de la letra de la canción de Sabina,  “Pongamos que hablo de Madrid”,  aquí regresa siempre el fugitivo, el deseo viaja en ascensores  y los pájaros visitan al psiquiatra, pero también es el lugar privilegiado en el que cualquiera puede aspirar a, y tal vez conseguir, ser un personaje al  que se le reconozcan sus méritos.

Madrid es una ciudad de gente singular en el mundo de arte, la cultura y el pensamiento, pero también lo es en materia de gente normal, castiza y  trabajadora, y entre unos y otros siempre hay espacio para fantoches y cantamañanas, que para eso es la capital del Reino.

La pasión no me nubla el seso y por eso no debo dejar de citar a quienes quieren irse de España pero que matarían por tener siempre un espacio en esta ciudad, sin parangón,  que es capaz de soportar, amablemente , lo que le echen  aunque en ocasiones sea material de desecho

 

Anuncios

2 comentarios en “Pongamos que hablo de Madrid

  1. Magnífica definición de una ciudad que, por el hecho de estar hecha de gentes de todos los rincones de España y del Mundo, nadie se siente forastero, nadie se quiere marchar y muchos quisieran venir. Otras deberían tomar nota.
    Enhorabuena Diego Armario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s