Viejos y estúpidos

 

viejos

Después de pensármelo mucho y de consultar la hemeroteca y las redes sociales he conseguido obtener una respuesta que explique por qué a veces la derecha gana las elecciones .

La verdadera razón de  este indeseado y sorprendente resultado electoral  es que “Sólo los tontos de los cojones y los viejos votan a la derecha”,  y como por lo visto en España tenemos mucha gente mayor y la población de tontos con afección testicular es superior a la media de otros países, el resultado más lógico es que la izquierda no alcance mayorías hasta que se mueran los viejos del lugar y los estúpidos sean rehabilitados.

Una de las cabezas pensantes que hace tiempo llegó a esta conclusión, pertenece a Pedro Castro, ex alcalde socialista que reinó en Leganés durante dieciocho años.

En el  2011 en una reunión con gente de su partido se preguntó sorprendido por qué podía haber ganado la derecha en su municipio, y no tuvo más respuesta lógica que atribuirle una cierta deficiencia mental a los vecinos que habían dejado de votarle a él. Su frase textual fue “¿Por que hay tanto tonto de los cojones que vota a la derecha?”

Pero el análisis era incompleto y andaba escaso de rigor porque adolecía de una variable importante como es la curva de edad poblacional,  y hasta que unos cuantos lumbreras no han analizado en profundidad las causas de esa desafección, ha resultado difícil entender el problema.

Un tal Tino Velástico, argentino de Córdoba residente en Madrid ,  junto con otros muchos simpatizantes de su idea han defendido en las redes sociales la siguiente tesis

 

La esperanza de la izquierda española es que mueran todos los viejos de mierda que todavía votan.#L6elecciones #CarneCruda26J´´

 

Entiendo que no es muy riguroso el análisis que hace Tino Velástico, a pesar de la buena voluntad que ha puesto para arrojar algo de luz al desconcierto creado tras las elecciones del pasado domingo, porque les aseguro que tengo buenos amigos y numerosos conocidos que han superado los sesenta años y continúan votando a la izquierda con convicción y cierta dosis de entusiasmo y de esperanza,   y también sé de gente inteligente que vota a la derecha o personas independientes que en cada elección se piensa a quién le da su confianza.

En cualquier caso se agradece a intelectuales como Pedro Castro o Tino Velástico – no les aporto aquí el currículo de ambos para no impresionarles –  sus sesudas aportaciones al debate.

 

 

Anuncios

2 comentarios en “Viejos y estúpidos

  1. Hasta ahora no sabía que era TONTA DE LOS COJONES , como así hemos sido denominados por la izquierda , y claro , leyendo estas reliquias , no es nada anormal el hacerlo . Sin duda jamás votaría a un partido que en vez de intentar solucionar problemas , lance mensajes contra los creyentes , nos insulten e incluso lleguen al libertinaje como la señorita Rita .Estamos hart@s de este desmadre que se ha desatado rodeando nuestra convivencia diaria .Yo no estoy orgullosa de el s Rajoy , es demasiado pemisible con la gentuza . Vamos a ver , cada uno es muy libre de expresar sus ideas , pero ello no es sinónimo de intolerancia , respeto y mucho a los agnósticos pero no los insulto , también a los gay , pero no estoy conforme con que celebren el día de su orgullo y que encima ( por poner un ejemplo ) la alcaldesa de Madrid le de lo que tantas personas necesitan para su vida diaria ¡¡ ya está bien ¡¡ no más chapapote en España ¡¡ Respeto a los ancianos , por desgracia mis padres ya no están aquí , y visto lo que esa ralea pide , le doy gracias a Dios de que no ganen jamás las elecciones .Saludos Diego .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s