El ocaso del Psoe

image

 

Tengo por costumbre escribir todos los días durante varias horas, incluso cuando estoy de vacaciones, pero hay amaneceres en los que renuncio a contar lo que pienso de lo que nos sucede en este maltratado país , llamado España, porque me produce una agria sensación poner sobre en el papel los sentimientos que me provocan algunos personajes.

Estamos metidos en um círculo vicioso que, en teoría podría condenarnos a estar repitiendo las elecciones parlamentarias sin límite,una y otra vez, porque no existe ninguna previsión constitucional que dé salida al callejón en el que entramos allá por el mes de diciembre del año pasado.

Los constituyentes, al elaborar nuestra Carta Magna, pretendieron hacer el documento más completo y moderno de los existentes en Europa en aquellos años, y copiaron lo mejor de las Constituciones de los paises de nuestro entorno, pero en ninguno de esos textos encontraron qué es lo que se podía hacer cuando los parlamentarios no se ponen de acuerdo en elegir un gobierno, porque esa hipótesis no está contemplada.

En los otros países pactan, pero aquí no porque somos españoles, y ahora nos enfrentamos a la hipótesis , nada absurda, de estar repitiendo elecciones hasta que se hagan viejos o fenezcan – no se lo deseo a ninguno de ellos- Sanchez y Rajoy.

Como la cosa es sería, el ejemplo que he puesto no pretende ser una ocurrencia jocosa, por eso voy a intentar explicar cuál es la dramática situación política que vivimos que se resume en la bajísima calidad humana, profesional y patriótica de nuestros politicos, aunque en justicia hay que reconocer que de unos más que de otros.

La phistoria demuestra que los paises sufren más cuando sus políticos son unos mediocres sin principios que ansían conseguir el poder a toda costa , que cuando quienes lo dirigen son discípulos de un tal Nicolás.

Son menos peligrosos los malvados inteligentes, y algún Secretario General tuvo el PSOE que estaba adornado de esas dos cualidades, porque era una mezcla de Maquiavelo y Rasputín, al que nunca le faltó el sentido de Estado, ni tampoco la dignidad personal y política. Me estoy refiriendo a Alfredo Pérez Rubalcaba que dimitió tras obtener ciento veinticinco diputados.

Lo que algunos parecen no haber entendido en el partido socialista es que su momento político habría sido éste si hubiesen sabido ser alternativa a un Partido Popular, manchado por casos insufribles de corrupción y que tenía sobre sus espaldas el coste de la política de austeridad que habían sufrido fundamentalmente las clases más débiles .

Era el momento del partido socialista para recoger los votos del descontento que sumados a los de la ilusión por un nuevo proyecter que le habría llevado al gobierno en volandas, pero no supieron aprovecharlo porque durante los años de oposición cavaron su tumba a paladas de indefinición política , de abandono de sus principios y de falta de liderazgo, y una parte de la sociedad que alterna su voto entre el centro izquierda y el centro derecha,prefirió taparse la nariz y elegir a los corruptos arrepentidos en vez de los inútiles indefinidos, que ofrecían menos garantías de salir de la crisis.

Los electores tenían ante sí cuatro opciones: la revolución de Podemos, la incógnita de una nueva derecha inexperta y hecha de un aluvión de tránsfugas que les da lo mismo el partido en el que estén, con tal de estar… los corruptos arrepentidos y al tiempo gestores de una recuperación económica, y los socialistas . Todos ofrecían algo, mejor o peor, pero claro y definido, menos un PSOE con un liderazgo débil, una política diletante y una division cancerígena que le impide recuperar la credibilidad perdida.

El drama de España es la debilidad de un partido socialista que hoy no es alternativa de nada y que ha dejado su espacio político a un magma de dirigentes de una nueva izquierda sin principios ( como Groucho Marx) que han confundido un país serio con una juerga permanente en la que no falten los lúmpenes mejores de cada familia.

El cóctel que tenemos ante nuestras narices es Molotov, pero uno de los que podría intentar desactivarlo para que no nos explote a los españoles en la entrepierna, es un mediocre ambicioso,que, ojalá, cuando deje de ser el secretario general del PSOE dé paso alguien que consiga llevar al Partido Socialista a lo que un día fué y pueda gobernar España con garantía de que tiene claro lo que necesita este país .

Anuncios

2 comentarios en “El ocaso del Psoe

  1. El ” iluminado ” del psoe no podía ser más inútil , tanto , que hasta su nombre me repele , no entiendo como su partido no lo echa , los ha hundido a tod@s sin remisión , el pp , no tiene ningún adversario fiable , anda a la deriva , casi pidiendo limosna para gobernar , por otro lado el chacueco de Rivera es un impresentable del que no se pude fiar nadie , o sea , la clase política anda perdida , y la verdad llegados a este punto , much@s nos hemos dado cuenta del dinero que nos podríamos ahorrar , eliminándolos , pues sin ellos todo sigue igual , abrir los ojos a tiempo es muy importante para nuestro futuro , Estoy harta de que me engañen , tampoco quiero esos nuevos que para gobernar se les llena la boca diciendo que van a eliminar esto y aquello ¡¡ vaya ánimos ¡¡ en fin, lo que tengo muy claro es no volver a votar en mi vida , de todos ellos no hay uno que valga la pena, quizás va siendo hora de que ocupe el mandato una mujer , por ejemplo Soraya , quizá fuese la solución .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s