Sexo en la campaña USA

donald-trump-1

Este mundo está jodido y no hay manera de bajarse en la próxima estación, pero si es cierto que los Estados Unidos de América es el país más importante y poderoso de los que conocemos, hay que añadir una razón más a nuestro desasosiego porque puede acabar gobernándolo un populista  con comportamientos fascistoides que acabaría por meternos al resto de la humanidad en un gran lío.

En este momento existen otros jefes de estado que ponen en riesgo la paz mundial como Wladimir Putin  o  Kim Jong Un, pero el equilibrio entre locos y cuerdos hasta ahora caía a favor de gente mucho más razonable que ellos dos, hasta que apareció Donald Trump.

Tras el  segundo debate celebrado hace unas horas entre los aspirantes Hillary Cinton  y Donald Trump,  la conclusión que podemos sacar es que lo que más importa para el futuro del mundo y de ese país son los asuntos sexuales que acompañan a las biografías de cada uno de los candidatos o sus parejas.

Donald Trump es un machista, un zafio y seguramente un putero,  y el marido de Hillary es un obseso sexual aficionado a que le hagan felaciones, pero lo que se supone que se debate para elegir a la persona que rija los destinos de un gran país, no son sus fobias o filias sexuales sino su inteligencia, preparación, capacidad para dirigir equipos, sentido común y liderazgo.

Sin embargo no conviene olvidar que Los Estados Unidos de América son uno de los países más puritanos del mundo,  y en consecuencia más hipócritas,  que sigue sin superar sus  fantasmas del pasado porque ,allí sigue existiendo  racismo, machismo y fascismo.

En USA, a pesar de que durante ocho años han tenido a un presidente  negro… que no era demasiado negro y que había estudiado en Harvard, la policía dispara antes de preguntar si el sospechoso es de la misma raza que Obama.

En ese país, admirable por otras muchas cosas, también existen reticencias a que el jefe del estado sea una mujer, mientras que casi el cincuenta por ciento  de los electores no sienten repugnancia de votar a un tipo como Donald Trump que reúne todas las cualidades de un ser peligrosamente repugnante que en el debate de ayer amenazó con meter en la cárcel a su rival.

Mientras tanto los españoles nos quejamos de la baja calidad de nuestros políticos, y tenemos razón en hacerlo, aunque al menos ellos no causan excesiva de preocupación porque ninguno podría apretar el botón del maletín nuclear.

Así que Dios nos coja confesados, aunque como decía Groucho Marx “ hay que creer más en uno mismo que en la divinidad, aunque el problema es que nos lleva ventaja porque sobre él se ha escrito el libro más leído  y de nosotros  no habla ni el Play Boy”

Anuncios

2 comentarios en “Sexo en la campaña USA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s