La piel

khoudia-diop-la-modelo-que-triunfa-en-las-redes_gallery_image_desktop

La piel se toca con la mirada por eso, cuando por fin la rozan unos dedos, mucho tiempo antes fue acariciada por la mente de quien la deseo en la distancia.

A veces hasta las curvas irregulares que están dibujadas en los surcos de nuestras huellas son torpes cuando se apresuran en la búsqueda de un contacto fugaz que nos provoque un calambrazo de sensaciones, porque la verdadera explosión de placer se produce en el cortocircuito que va de nuestra vista a nuestro tacto, procesado por nuestra mente.

Existe una belleza privilegiada que no es la que se estila en el mundo de la artificialidad estética, de las operaciones para quitar y poner, agrandar o achicar o incluso de teñir el color de los ojos.

Ese es el único argumento que nos garantiza una cierta verdad en la apreciación de las personas que nos provocan un deseo en la distancia, porque hay rostros, hay miradas, hay cuerpos que encierran tanta belleza que jamás podrán estar incluidos en la norma del todo vale para parecer lo que no se es.

Estamos acostumbrados a admirar las tetas artificiales o los paquetes simulados, los vientres planos y los culos latinos, pero la piel… es otra cosa, son otras sensaciones.

La piel es un mundo que hay que explorar sin prisas, ni ansias. Un paisaje que hay que contemplar antes de conquistarlo. Un escenario que sugiere demasiadas batallas. Una promesa que obliga a hacerse merecedor de lograrla.

Y no es solo la piel sino también su color.

Por eso unos sienten debilidad por las rubias o las morenas o por las negras, si son ellos, o por los morenos los rubios o los negros si son ellas, y ha sido la modelo nigeriana Khoudia Diop wu , la que ha saltado a la fama gracias a su participación en «Colored campaign», una campaña que lucha por la aceptación de los distintos tonos de piel.

La modelo africana ha revolucionado las redes en un momento en que millones de mujeres en África utilizan cremas para blanquear su piel, pensando que así serán más bellas.

Al final la moda de reconvertirnos en lo que ya no somos o nunca fuimos es un gran negocio para quienes viven de hacernos creer que seremos mejores si no somos nosotros mismos

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s