Machismo en twitter

actuar-maltrato

Si Bob Dylan, a pesar de que solo escribió un regular libro y un montón de magnificas canciones ha sido distinguido con el Nobel de literatura, cualquier twittero puede aspirar a ese o similar galardón literario si persiste en hacer frases cortas, bellas y ocurrentes, porque tal como están los jurados suecos y noruegos, cualquier despropósito ha entrado en el bombo de las estupideces consagradas.

Ahora bien, dudo que llegado ese caso fuese nominado como recipiendario del premio ningún español, porque el nivel de escritura rápida que nos gastamos en este centrífugo país es cada día más pobre, zafio, machista, indecoroso, gris, plano, maloliente, cutre y vomitivo, a tenor de las perlas que cuelgan en la red algunos de nuestros ideólogos.

Eso me lleva a sentenciar que si no existiera twitter no sería posible que algunos de los nuevos políticos dispusieran de un medio para comunicar sus ideas, porque no necesitan muchas palabras para decir lo que piensan: les basta con eructar en 140 caracteres.

Sus más leales seguidores son realmente activos en este despropósito y muchos de ellos, ocultos tras un seudónimo y con una imagen falsa para no ser reconocidos, le han encontrado sentido a su pobre vida y por fin tienen algo en lo que emplear su tiempo, insultando a unos, y acosando a otras en el papel de masturbadores compulsivos, que es el que les corresponde, dado su nivel de frustración.

Cada vez que se dirigen a una mujer a través de twitter, dejan al descubierto su pobreza intelectual y su zafiedad machista, porque se han aficionado a acosar verbalmente a las señoras que les llevan la contraria.

Yo me los imagino tras la trinchera en la que se ocultan, con un cigarrillo o un porro en la comisura de sus labios o entre sus sucios dientes, rascándose sus partes con la mano izquierda y tecleando “Te voy a azotar hasta que sangres” o “Te echaba un polvazo y se te quitaba el estrés”.

Las receptoras de estos mensajes son periodistas o políticas que se han atrevido a señalar sus contradicciones y a criticar sus demasías.

Es muy probable que esa cohorte de twitteros al servicio de la causa morada, gracias a las horas que permanecen delante del ordenador hayan encontrado una alternativa a las sesiones de psicoterapia que algún día abandonaron, pero como rezaba en el frontispicio de la puerta del infierno de la Divina Comedia, “lasciate ogni speranza” de que se rehabiliten algún día.

Ni ellos ni sus jefes consideran un insulto a la dignidad de las mujeres este tipo de mensajes, y en consecuencia no tienen nada que rectificar, claro que con las de noticias que se van conociendo sobre cómo ellas son tratadas en los círculos , no es de extrañar que los machos alfa galopen con la fusta en la mano.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s